Cómo ayudar a mi hijo con las tareas escolares

ayuda deberes hijos

Ayudar a los hijos con las tareas escolares no es tan sencillo como parece. Muchos padres se sienten desbordados no sólo por la cantidad de deberes (en ocasiones quizá algo desmesurada) que algunas escuelas permiten que los niños tengan, sino también porque algunos padres, cuando las asignaturas empiezan a complicarse se sienten incapaces de ayudar a sus hijos con los contenidos que dan en la escuela, pero esto no tiene que ser un problema en absoluto.

Los deberes son algo que nos guste o no están a la orden del día en las escuelas, y no piensan si el niño tiene más o menos tiempo para ser niño, o si los padres tienen horarios demasiado ocupados como para poder ayudar a sus hijos de forma adecuada. Todo esto hará que el sentimiento hacia los deberes sea quizá algo negativo, pero esto debe cambiar para que los niños no los sientan como una carga porque entonces la carga será la escuela. Los deberes en su justa medida son necesarios para seguir el ritmo del temario.

nena deberes mama

Por eso hoy quiero darte algunos consejos para que ayudes a tu hijo cada día a hacer las tareas escolares y que no te sientas desbordado/a en ningún momento.

  • Proporciónale un lugar adecuado para que pueda trabajar sus deberes y pueda estudiar. Deberá ser un lugar bien ventilado, con una silla y una mesa – escritorio acorde a su altura. Sin distracciones y sin posibilidad de que nadie le moleste, la concentración es muy importante.
  • Revisa sus deberes y ayúdale a tener un plan de deberes para que pueda organizar su rato de hacer los deberes, intenta que no pase de la hora o la hora y media (en niños de Primaria, cuanto más pequeños menos tiempo).
  • Explícale aquello que no entienda pero no le hagas los deberes nunca por acabar antes, es mejor que los lleve sin hacer a que se los hagas tú. Lo que le enseñas así es irresponsabilidad y comodidad.
  • Déjale autonomía para que intente entender con sus propias estrategias, guía el estudio para que sepa qué debe hacer y cómo hacerlo, pero deja que lo vaya haciendo solo. Si necesita ayuda, deberás ayudarle (pero sin estar todo el tiempo encima).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *