Cómo ayudar a tu hijo/a adolescente ante una ruptura amorosa

Adolescente triste

Una ruptura amorosa no es un plato de buen gusto para nadie. Los adultos cuando tenemos que enfrentarnos a un problema emocional a causa de una ruptura de pareja podemos sentirnos bastante deprimidos. Pero cuando es un adolescente quien está pasando por esta parte inevitable de la vida, es cuando los padres deben aprender a ayudar a sus hijos para que esta ruptura no signifique un fin sino más bien un comienzo.

Cuando un adolescente sufre una ruptura amorosa parece que es el fin del mundo. Viven sus sentimientos al máximo y pueden pasarse días en estado letárgico, sin querer ver a nadie, sin ganas de nada, irritables en casa… es como si el mundo hubiese acabado. Pero en la adolescencia, cuando los chicos y chicas aún están en desarrollo y su personalidad no está establecida es normal que pasen por este tipo de procesos que les ayudará a entender qué es lo que quieren y esperan de una relación de pareja.

Como padres, puede ser complicado ver a los hijos pasando por estos trances y verles tristes, dolor o angustia emocional, es sin duda momentos difíciles para todos. Pero existen buenas noticias y es que hay consejos para los padres para que los hijos puedan resurgir y que pasen su dolor antes y así, puedan comenzar de nuevo a disfrutar de la vida y dejando atrás ese amor que se convertirá en pasado.

Adolescente triste

Escucha todo lo que tiene que decirte

Si no te lo pide es mejor que guardes tus juicios de valor o las opiniones que tienes hacia su ex para ti, al menos hasta que le notes más fuerte emocionalmente. Es necesario que sienta que te tiene a su lado para lo bueno y para lo malo, querrá tener tu hombro para poder llorar lo que necesite y desahogar su dolor emocional. Deja que te explique lo que ha ocurrido, y si quieres darle consejo primero pídele permiso para hacerlo. No te entrometas en cosas donde no quiera que lo hagas y mantén el campo de la comunicación abierta para que te cuente todo lo que necesite siempre que así lo requiera.

Concéntrate en sus sentimientos

Deberás intentar concentrarte en sus sentimientos antes de concentrarte en las emociones que te causa que tu hijo/a esté así. Intenta entender cómo se siente antes de pensar o decir qué es lo correcto o lo mejor para ella (o lo que crees tú pero quizá ella en ese momento discierna). Si te centras en sus sentimientos será más terapéutico para tu hijo/a y podrá sentirse escuchao/a y valorado/a. Pero recuerda que no debes darle consejo hasta que te lo pida o si accede a que lo hagas cuando pidas permiso… aunque lo ideal es que te lo reserves, al menos al principio.

Adolescente triste

Ayuda a tu hijo/a a hacer vida normal

Es necesario que tu hijo/a no se centre únicamente en su ruptura porque se obsesionará e incluso podrá empezar a tener sentimientos depresivos. Lo ideal es que organices tiempo para pasar en familia, que participéis en actividades donde se divierta y pueda pasar el tiempo en buena compañía, así no estará pensando todo el tiempo en su ex y se dará cuenta que la vida es mucho más que centrarse en una persona.

Sugerirle de forma sutil que se aleje de su ex

Deberás ser muy sutil, cautelosa e ir con cuidado porque es muy probable que tenga las emociones a flor de piel y que se sienta mal si se siente atacado/a. Es necesario que de forma suave y cariñosa le sugieras que deje de ser amigo/a de su ex en las redes sociales para que no se pase el día mirando sus fotos o viendo que hace en cada momento (esto sólo le generará malos sentimientos). Una obsesión malsana sólo hará que se sienta mal y que incluso enferme por culpa de los malos sentimientos. Además, las redes sociales pueden provocar comportamientos impulsivos, ¿te imaginas que tu hijo/a viera a su ex con otro/a al poco tiempo de romper y que no pudiera contener sus palabras impulsivas? Podrá buscarse problemas y nadie quiere eso.

No puedes arreglarlo y tampoco es tu deber

Como madre o padre es normal que no quieras ver sufrir a tu hijo/a y que intentes arreglar lo que la vida le está haciendo. Pero eso no es bueno ni tampoco le estarás haciendo ningún favor. Tu hijo/a necesita este tipo de experiencias para poder crecer internamente y que de este modo aprenda a que la vida no es todo color de rosa, pero que en momentos de caída siempre hay que sacar fuerzas para resurgir y sacar lo positivo de todo.

Adolescente triste

Tu hijo/a necesita aprender a superar la ruptura amorosa por su cuenta, seguramente tendrá más a lo largo de su vida y deberá aprender a afrontar estos sentimientos para poder ser feliz. Pero por supuesto, esto no quita que debas estar a su lado para dar todo tu apoyo emocional… pero no llames a su ex para decirle lo que piensas o para rogarle que vuelvan… ¡eso nunca!

No es el fin, es el comienzo

Quizá tu hijo/a piense que al acabar la relación es el fin del mundo, pero debe aprender a que puede ser un comienzo para su vida. Aprenderá a acerca de la empatía, de la asertividad, sobre las decepciones o sobre los altibajos que pueden presentarse en la vida.

Es importante que le des tiempo para que pueda sobreponerse emocionalmente a la ruptura, pero si ves que no se sobrepone, que no quiere hacer vida normal o relacionarse, si notas cualquier tipo de trastorno o problema emocional que se esté agravando, puedes pensar la opción de invitarle a acudir a terapia. A veces, el dolor que sienten en la adolescencia es tan profundo que no saben sobreponerse de forma constructiva por lo que necesitan la guía de un profesional.

¿Algún hijo/a tuya adolescente ha tenido una ruptura amorosa? ¿Cómo consiguió sobreponerse al dolor? ¿Se apoyó mucho en ti y en tus consejos?


Escribe un comentario