Cómo calmar a tu bebé

A veces los bebés comienzan a llorar, y no solamente no entendemos que es lo que le pasa, sino que en el intento de ayudarlos y entenderlos,  la angustia suele ganarnos.

Por eso, siempre es mejor tener algunos trucos en las mangas para poder calmar al pequeño, sin que la ansiedad o la angustia  les ganen los nervios a los padres.

Hacer juegos que descarguen de tensión al bebé, es una de las sugerencias, como por ejemplo, romper papeles, golpear superficies o jugar con arena. Todas estas ayudan a desestresar a los bebés, lo que hará que estén mucho más tranquilos, sin que se larguen a llorar sin motivos aparentes.

Otra buena alternativa, que sirve desde los primeros días de nacimiento es cantarle. Los bebés conocen y reconocen la voz de la mamá desde antes de nacer, por eso escuchar la voz materna en un tono monocorde y tranquilo hará que el niño se sienta seguro.

Paseos al aire libre. Muchas veces los bebés suelen ponerse algo ansiosos antes de que llegue la noche, por eso, y cuando el clima lo permite, una buena opción es hacer un paseo por  el atardecer. Esto los cansará, a la vez que los relajará. Las mejores opciones son los parques, ni que hablar si vives cerca del mar.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *