Cómo calmar los cólicos del bebé

calmar los cólicos del bebé

Los cólicos del bebé es un tema que preocupa a muchos padres, ya que es verdaderamente agotador tanto para ellos como para el bebé. La forma de asegurarnos de que se trata de cólicos es cuando el bebé llora durante horas sin causa aparente.

Cuando ya hemos descartado que el bebé no tiene hambre, su pañal está limpio o no es sueño, entonces debemos pensar que algo le está molestando. En este caso puede decirse que sean gases que formen los cólicos. El bebé puede llegar a llorar durante horas y puedes denotar que sean cólicos porque se sienta incómodo, se retuerce, aprieta los puños, se le pone la cara roja y por más que le intentemos aliviar no para de llorar.

¿Cuándo y por qué se producen cólicos?

Se estima que hay hasta un 40% de niños que a partir de la segunda a tercera semana de vida comiencen a sufrir cólicos. Hay un cálculo que determina que, si llora por más de 3 horas al día, 3 días a la semana y al menos durante 3 semana se trata de cólicos.

No hay una fuente exacta que determine la causa exacta, pero se puede llegar a pensar que sea por una ingesta de demasiado aire al alimentarse. Otro motivo es que sus digestiones sean pesadas que hagan fermentar demasiado el alimento. Con el tiempo y la madurez de su aparato digestivo los cólicos irán despareciendo, se estima que sobre los 3 o 4 meses el bebé ya estará más asentado y cómodo.

calmar los cólicos del bebé

Cómo calmar los cólicos del bebé

A continuación, te ofrecemos algunas de las prácticas que se pueden probar para poder calmar los cólicos de nuestro bebé. Dentro de estos consejos podrás probar incluso con algunos hábitos que pueden incluso cambiar esta dolencia.

  • Los cólicos aparecen de igual forma tanto en bebés amamantados como en bebés alimentados con leche de fórmula. Los cólicos pueden mejorar si la madre que está dando el pecho elimina de su dieta ciertos alimentos como lácteos, soja, cafeína, los huevo, las verduras de la familia de la crucíferas y las legumbres. También puede ayudar que la leche de fórmula se cambie por otra aconsejada por el pediatra.
  • Si le estás dando el biberón fíjate que el bebé no esté absorbiendo demasiado aire a través de la tetina. Si observar que puede llegar a ser uno de los motivos puedes sustituir el biberón por uno anti-reflujo, y sobre todo consigue que eructe bien después de cada toma.
  • Se pueden calmar los gases con un baño relajante y un ambiente relajado. Puede que se sienta más relajado con ese baño calentito o con un relajado paseo en la calle o en casa. Puedes acompañar ese momento con música relajante e intentar colocarlo verticalmente. Otro hecho que funciona es meciendo al bebé entre tus brazo dando suaves masajes y pequeñas palmaditas en su espalda por si pudiera expulsar gases.

calmar los cólicos del bebé

  • Masajea su vientre. Puedes tumbarlo boca arriba y con las manos calientes intenta dar suaves masajes circulares en su vientre, en sentido contrario a las manecillas del reloj. Puedes aprovechar a mover sus piernas, debes de estirar y flexionar sus piernas de adelante hacia atrás (hasta su vientre). Hacer el movimiento de pedaleo o mover conjuntamente las piernas de forma circular.
  • Mecerlo en una hamaca también puede aliviarlo. Hay niños que con el movimiento se sientes arropados y cómodos. Hay que probar con los movimientos basculantes ya que algunos bebés consiguen dormirse y se llegan a sentir más bienestar y felicidad.
  • En algunas culturas hay madres que arropan a sus bebés en un fular y los llevan arropados de forma vertical encima de su pecho o espalda. Se ha llegado a demostrar que los cólicos no se manifiestan ya que el mismo calor y contacto con la madre les gusta y alivia. Es por ello que ya se está introduciendo en nuestras culturas las llamadas bandoleras o portabebés.

Estos son algunos de los métodos que pueden aliviar los episodios de los cólicos en tu bebé. Hay que probar todo y saber qué se puede adaptar a las necesidades de tu bebé. Tan sólo hay que tener esperanza porque estos episodios de cólicos tarde o temprano desaparecerán, hay que seguir el proceso con la mayor calma posible y con el mejor cariño.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.