Cómo coger correctamente el lápiz

niños pintando en un jardín

¿Tu hijo está aprendiendo a escribir? Una de las primeras cosas a tener e cuenta para que le resulte más fácil aprender a escribir es que sepa sostener el bolígrafo o el lápiz correctamente.

¿Cómo se debe coger el lapicero correctamente y cómo puede ayudar a los niños a prevenir el «trastorno» de empezar a escribir? La Dra. Angela Zerbino, especialista en logopedia, explica los mejores pasos a seguir.

Tal como comenta Zerbino, el aprendizaje de saber coger bien el lápiz no tiene porque hacerse en todos los niños al mismo tiempo. Cada niño tiene una velocidad de aprendizaje y a veces van más rápido en unos aspectos y más lentos en otros. Se debe hacer siempre con respeto y paulatinamente. De esta forma se disminuye el riesgo de disgrafia.

Los niños no aprenden a coger los lapiceros de forma correcta desde el primer día. De hecho suele haber unos pasos antes no aprenden a hacerlo bien. Ahora os explicamos cuáles son estas etapas :

  • Inicialmente, usa la mano, agarrando el lápiz con toda la palma de la mano (sin usar los dedos). Esto limita los movimientos del pequeño y el campo de visión de la marca que haga en la hoja. Hace movimientos bruscos y no ve el resultado de lo que hace hasta que alza la mano.
  • El segundo paso suele ser inclinar el codo. Esto le permite hacer más variedad de líneas porque mueve todo el antebrazo.
  • Normalmente, el siguiente paso ya es coger de forma gradual el lápiz con los dedos.
  • Finalmente, llega a la oposición índice-pulgar con la que ya consigue un control de aquello que quiere dibujar. Por lo general, suelen sostener lateralmente el bolígrafo con el dedo medio. El agarre de pinza, a unos 2 cm de la punta, representa el agarre correcto que debe alcanzar el niño.

2. La postura

La postura correcta para observar y enseñar al niño a coger el lápiz es:

  • pies apoyados en el suelo,
  • sentado cómodamente,
  • torso erguido y ligeramente inclinado hacia adelante, pero no apoyado en la mesa,
  • hombros relajados,
  • ambos codos sobre la mesa,
  • la mano que no escribe debe estar «descansando», abierta sobre el papel (así sujetan la hoja) y bajo la mano que escribe.

3. Evita las «alteraciones» cuando esté escribiendo

La presión ejercida o la forma de coger el lápiz son determinantes para una correcta ejecución gráfica. Muchos niños no lo acaban de hacer bien y lleva a un agarre disfuncional, haciendo que no sepan escribir o dibujar. Esto se puede y debe solucionar.

Coger el lápiz con los dedos en forma de «pinza plana»

La falta de flexión de los dedos pulgar e índice que ocurre cuando los niños cogen el lápiz con los dedos rectas, sin flexionar (planos, como si fueran una pinza de tender la ropa) conduce a una falta de fuerza motora e inestabilidad del lápiz.

Escribe desde arriba de la línea del dibujo o la letra

También se debe corregir la tendencia a dibujar fuera de la línea del dibujo. Esto ocurre porque flexiona mucho la muñeca hacia adentro. Es más común en el caso de los niños zurdos. Se puede solucionar doblando la hoja hacia la derecha.

padre pintando con sus hijos en el comedor de casa

Presiona la hoja demasiado fuerte

En cuanto a la presión que se ejerce sobre la hoja, si ves que es excesiva, puedes poner un cartón debajo de la hoja o utilizar papeles muy finos para que se rompa si el niño presiona mucho. Así se dará cuenta de la fuerza que hace y podrá regularlo hasta lograr que no se rompa la hoja.

Presiona la hoja demasiado poco

Por el contrario, si no coge bien la hoja se puede colocar una hoja de papel de lija o una superficie irregular debajo de la hoja que utilice para pintar para aumentar la resistencia a los movimientos de escritura. De todas formas, se le debe indicar que intente poner más presión para que no necesite poner ese «plus» debajo del papel que pinte.

4. Ejercicios

Es importante entrenar un desarrollo armónico de la motricidad global, la motricidad fina, el esquema corporal, la orientación espacial y la coordinación del oculocontrol desde el jardín de infancia. A continuación os mostramos algunos ejercicios para proponer a los niños que les ayudarán en este camino:

  • Ejercicios globales: lanzar y atrapar una pelota, ejercicios de conciencia corporal, etc.
  • Motricidad fina: cortar con tijeras, seguir laberintos con un lápiz, prensión digital de objetos, etc …
  • Ejercicios de coordinación óculo-manual: unir dos puntos, mantener el lápiz en el punto izquierdo y la mirada fija en el punto derecho donde tiene que acabar el lápiz, hacer una línea recta (de esta forma son los ojos los que aprenden a guiar la mano y no al revés).
  • Ejercicios pictográficos y de dibujo.
  • Ejercicios de trazados rectilíneos y geométricos.
  • Ejercicios pre – gráficos: movimientos circulares, movimientos de guirnaldas, etc …

5. Las herramientas que se usen también son importantes

Inicialmente es mejor utilizar lápices triangulares, ergonómicos y grandes. Así tienen la forma de los 3 puntos de apoyo (pulgar, índice y medio). Existen gomas que se ponen en los lápices y que tienen esta forma.

El niño debe ser capaz de utilizar diversos materiales (pincel, tizas, lápices) para experimentar las distintas sensaciones táctiles y las diferencias de presión que requiere cada uno de ellos.

6. Niños zurdos

Todo lo que hemos dicho se aplica también a los zurdos. Incluso las gomas que se pueden añadir a los lápices, existen tanto para diestros como para zurdos.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.