Cómo confiar en el uso de Internet que hace tu hijo adolescente

Todos los padres quieren confiar en sus hijos adolescentes puesto que se supone que están educando a personas para que se conviertan en adultos responsables. Es normal que quieras confiar en tus hijos, pero confiar todo el tiempo en ellos puede que no sea suficiente para mantenerles seguros.

Si por ejemplo haces preguntas muy directas puede que tus hijos crean que no estás confiando lo suficiente en ellos y no quieran contarte nada. Pero deben saber que no quieres espiarles, debes protegerles como padre o madre que eres y eso implica que haya confianza y que debas revisar sus dispositivos electrónicos de forma aleatoria, delante de él, siempre. Además por supuesto, tendrás que mantener conversaciones sobre la importancia de la seguridad y de cuáles son los peligros más habituales que pueden encontrar en internet.

A continuación te vamos a dar algunos consejos para que puedas comenzar a confiar en el uso de Internet con tu hijo adolescente… aunque también tomes medidas de protección adicionales como evaluar sus cuentas y ver que todo está bien. (Por supuesto, también deberá tenerte como amigo no restringido en todas las redes sociales que utilice).

Conversaciones positivas

Trata de mantener las conversaciones positivas y no acusatorias. Si te enfrentas, es menos probable que tus hijos acudan a ti cuando vean cosas en Internet que les molesten o les confundan. Cuando veas banderas rojas o señales de advertencia, tendrás que mantener una conversación con tus hijos.

La clave para una supervisión saludable es la comunicación constante sobre el uso de las redes sociales.

Dale privacidad a tu hijo

Si tienes un hijo adolescente que cumple con sus responsabilidades, respeta el toque de queda, te dice dónde estará y no te miente, tiene amistades saludables y no tienes motivos para sospechar nada raro, entonces sí puedes permitirte darle algo de privacidad.

Una forma de hacerlo es respetando los límites de su habitación personal. Incluso puedes comunicárselo a ellos. Di algo como: “No tengo ninguna razón  para no confiar en ti. Así que voy a respetar tu privacidad”. De esa manera, tu hijo sabe que está siendo recompensado por su buen comportamiento; tu falta de interferencia en el espacio personal es el resultado directo de sus acciones positivas.

Mientras tanto, recuerda a tu hijo que las redes sociales son un espacio público y que no hay privacidad allí. Como resultado, controlará y revisará sus actividades en internet para que pueda desarrollar una reputación en internet positiva. Tienes que asegurarte de guiarle para tomar buenas decisiones en este medio digital.

Permite espacio separado de ti

Es bueno para tu hijo que le permitas que se separe de forma natural de ti. Cuando un niño es pequeño, no hay separación entre el niño y el padre. Pero a medida que los niños se desarrollan y crecen, comienzan a separarse.

Parte de la separación a esta edad incluye establecer límites sobre dónde termina su hijo y dónde comienza. Si bien los padres y los adolescentes pueden pelear por la cantidad de espacio que necesita un adolescente, entiende que la necesidad de tu hijo de separarse de ti es un aspecto muy importante del desarrollo del niño y conduce al buen desarrollo de la autonomía.

Cuando le permites a tu hijo cierta libertad para tomar decisiones en Internet sin tu aprobación constante, le estás ayudando a construir un futuro adulto que puede funcionar por sí solo. Esto no significa que adopte un enfoque de no intervención, pero mientras más puedas capacitar a tu hijo para que tome sus propias decisiones sobre los amigos y el uso de las redes sociales, mejor será para tu hijo a largo plazo. Tu trabajo es proporcionar supervisión y corrección donde sea necesario, mientras le da a tu hijo cierta libertad en esta área para convertirse en su propia persona única.

Espiar a tu hijo no es aceptable, ¿o si?

No deberías sorprenderte que los adolescentes a menudo carezcan de habilidades de razonamiento. Es una parte normal en ellos y en su evolución hacia personas adultas. La mayoría de los adolescentes solo piensan en el aquí y el ahora y no consideran ninguna consecuencia futura.

Por esta razón, pueden meterse en problemas en Internet. Cuando esto sucede, es importante intensificar tus actividades de vigilancia, especialmente si temes que tu hijo pueda estar involucrado en algo peligroso. Algunos peligros pueden ser:

  • Problemas de intimidación. Si sospechas que tu hijo está siendo acosado en la escuela pero no te lo dice, tendrás que investigar por tu cuenta, solo después de haberle preguntado a tu hijo si está sucediendo algo. Si tu hijo insiste en que todo está bien pero no le crees, sigue con tu investigación. Cualquier tipo de acoso que no se resuelve puede tener consecuencias devastadoras, como el riesgo a padecer depresión o incluso, ideas de suicidio.
  • El abuso en un relación. Los adolescentes pueden comenzar a tener una relación romántica y que su pareja sea un maltratador o un abusador.  De hecho, puede que tu hijo/a adolescente ni siquiera se de cuenta de que la relación es abusiva. Si ves señales de alerta por abuso de pareja en la vida de tu adolescente, comienza hablando con tu hijo. Si descubres que no está llegando a ninguna parte, entonces es importante espiar un poco.  Una cosa que hay que buscar es una cantidad excesiva de mensajes de texto o un registro constante. Otras señales de abuso en las citas incluyen celos, control, manipulación e insultos verbales. Recuerda, el abuso en la pareja de adolescentes nunca debe ser ignorado… Y nunca mejora, solo empeora y se intensifica con el tiempo. Por eso, debes asegurarte de estar tomando medidas para ayudar a tu hijo adolescente a lidiar con su pareja si es abusiva y cómo dejar esa relación inmediatamente.
  • Amenazas de suicidio. Si tu hijo adolescente ha mencionado con suicidarse o habla sobre la muerte, no ignores estos comentarios. Cuando los niños mencionan el suicidio es porque realmente lo ha pensado. Haz que un médico evalúe a tu hijo y acuda a un terapeuta de inmediato. Además, puede ser una buena idea vigilar de cerca a su adolescente. Dejar a un adolescente suicida solo en su habitación durante largos períodos de tiempo puede no ser el mejor curso de acción para su seguridad. Habla con tu médico o terapeuta de tu hijo sobre cuánta supervisión necesita en estos momentos delicados.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Varios

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.