Cómo conseguir hablar con tus hijos adolescentes (de verdad)

hablar con adolescentes

Muchos padres de hijos adolescentes sienten que en ocasiones hablar con sus hijos es misión imposible, que es como hablar con un muro que retorna las palabras… pero la realidad es que no es tan difícil como parece y que en la gran mayoría de ocasiones si no lo hacen bien, es porque no saben hacerlo. Los adolescentes necesitan a sus padres para poder desarrollarse y aprender en el camino de la vida.

Piensa que si eres un padre crítico o demasiado autoritario es muy probable que tus hijos no quieran ni sientan la necesidad de hablar contigo de ningún tema. Pensarán que no es necesario y que no merece la pena perder el tiempo. Es necesario que como madre (o padre) bajes el tono y te pases más tiempo escuchando a tus hijos que hablando (en plan monólogo).

Habrán veces que por las circunstancias que estén viviendo los adolescentes no quieran hablar contigo de lo que les ocurren porque no están bien emocionalmente. Pero si alguna vez tu hijo adolescente está pasándolo mal por alguna circunstancia (la que sea) nunca le quites importancia, porque para él es bastante doloroso y tus burlas pueden romper vuestro vínculo afectivo. Necesita tu apoyo, aunque sea sin palabras.

Hoy quiero ayudarte a hablar con tus hijos adolescentes, esos que parecen tan difíciles para hablar o comunicarse contigo. Recuerda que tú eres el adulto y tú eres quién debe guiar la comunicación, por lo que será tu trabajo conseguir que sea hablador y que se sienta cómodo hablando contigo. El trabajo con los adolescentes no es sencillo, pero si sabes cómo manejarlos, estar a su lado es muy gratificante… ¡y se aprenden grandes cosas!

hablar con adolescentes

¿Cómo es tu comportamiento hacia tu hijo?

Si eres un padre crítico, estricto y autoritario es posible que como te acabo de comentar, tus hijos adolescentes no quieran hablar contigo nunca. No sentirán la confianza emocional suficiente y prefieran callarse las cosas que les preocupan porque piensan que no te van a interesar.

Es necesario que bajes el tono y que pases más tiempo escuchando a tus hijos que hablando. A tus hijos les encantará darse cuenta que les escuchas realmente, algo que te servirá para darte cuenta que puedes mantener una conversación con tu hijo, que te podrá hablar de su vida… se acabaron los monólogos de padre o madre autoriatio/a, ¿te parece?

Da consejos, sólo si te lo piden

Es posible que sientas la necesidad y el impulso de hacer la vida de tus hijo más fácil diciéndole qué es lo que tiene y lo que no tiene que hacer. Es difícil callarse cuando sabes que podrías ofrecerles buenos consejos, pero recuerda que si le ofreces buenos consejos antes de tiempo, tus hijos puede que no se den cuenta y que piensen que te estás metiendo donde no te llaman. Muchas veces los hijos sólo necesitan que se les escuche porque sólo quieren escuchar sus sentimientos en voz alta para darse cuenta de las cosas.

Si no estás seguro de si tus hijos adolescentes quieren consejo o si no lo quieren, lo mejor que puedes hacer es preguntarles directamente si quieren escuchar un consejo, a ellos les gustará saber que quieres decirles algo por su bien y aún les gustará más saber que les pides permiso para hacerlo, respetando su espacio emocional.

hablar con adolescentes

Deberás disimular bien cuando quieras saber algo

En muchas ocasiones los padres no tienen tacto cuando quieren saber algo acerca de sus hijos y pueden preguntar de forma agresiva para saber más cosas. Esto no es buena idea porque los adolescentes se pueden sentir avasallados y pensarán que sólo quieres curiosear en sus vidas. Por ejemplo, si ha tenido tu hijo adolescente una cita en el cine con una chica, le puedes preguntar algo como: ¿Recomendarías la película? ¿Qué te ha parecido? ¿Y a tu cita?

Así, en lugar de preguntar directamente por la cita, si le dejas hablar, al final podrás llegar a la información que te interesa y te lo habrá contado por su propia voluntad. Recuerda que es muy importante que si tu hijo está hablando, no podrás interrumpirle ni de perder tu calma emocional, ¡consigue que conecte contigo y que la comunicación sea excelente!

El sentido del humor siempre será una buena opción

Usar el sentido del humor siempre será una buena estrategia para poder conectar emocionalmente con tu hijo y que la comunicación sea satisfactoria. También puedes jugar con ellos, así se darán cuenta de lo cercano/a que eres y te respetarán como padre o madre, pero sin miedo. Si tus hijos tienen sensación de temor a tu lado, nunca te contarán nada. Lo importante es que actúes para que todos disfrutéis, así se darán cuenta de que no todo te lo tomas en serio (aunque en otras circunstancia debas mantener tu figura seria también puedes ser flexible).

hablar con adolescentes

Controla tus emociones

Es posible que a tus hijos les cueste mucho controlar sus emociones (cualquiera de ellas), y es normal por la edad y por los cambios físicos, emocionales y sociales que están viviendo. Pero será necesario que te controles, porque si te enfadas, si entras en pánico o tus hijos sienten que no están haciendo lo correcto contándote lo que quieren explicarte, simplemente dejarán de hacerlo. 

A nadie le gusta hablar con una persona que no sabe controlar sus emociones o que se desborda a la primera de cambio. Si no te sientes en calma intenta fingir mientras estés delante de él, lo que quieres conseguir es que tus hijos hablen contigo y mantengan una buena comunicación, no les cierres tus puertas y cuida vuestro vínculo emocional.

Estas son algunas estrategias que deberás tener en cuenta para poder hablar con tu hijo y que se sienta escuchado y valorado todo el tiempo. Recuerda que tú eres su mejor ejemplo y que si estás en calma, eres asertivo y respetas sus estados emociones y su espacio personal (y emocional), recibirás a cambio un hijo comunicativo que confiará en ti para todo lo que necesite. Merece la pena, ¿verdad?

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *