Cómo conseguir que el bebé duerma bien en verano

VERANO

Una de las grandes consecuencias de la llegada del verano y de las altas temperaturas, es el hecho de ser bastante complicado el poder conciliar el sueño. Por suerte, el aire acondicionado puede ayudar a ser más llevaderas las temidas noches de julio y de agosto. Sin embargo en el caso de los bebés y los niños de corta edad, el problema del calor persiste ya que no es para nada aconsejable para la salud el usar dichos aparatos.

Hay que recordar que los bebés no son capaces de regular su temperatura corporal, lo que hace que las noches de calor sean especialmente complicadas tanto para los pequeños como para los propios padres. Acto seguido te damos algunas pautas a seguir para que tu bebé pueda dormir de manera adecuada durante los meses de verano.

Cómo saber si el bebé tiene mucha calor

Cuando una persona consigue dormirse, la temperatura de su cuerpo va disminuyendo. Es por ello que es importante el conseguir que el dormitorio tenga una temperatura agradable y adecuada. En el caso de los bebés se aconseja que la temperatura de su habitación esté a unos 21 grados más o menos. De esta manera el bebé no tendrá problema alguno a la hora de conciliar el sueño.

Hay una serie de maneras o formas de saber si el bebé tiene mucha calor. Debes pasar la mano por la nuca y comprobar si está sudando o está demasiado caliente. Otro de los síntomas claros de que el bebé no está a gusto, es el hecho de despertarse varias veces durante la noche y no poder conciliar el sueño.

VERANO

Consejos para ayudar al bebé a dormir durante el verano

Acto seguido vamos a darte una serie de consejos, que pueden venirte bien a la hora de conseguir que tu bebé pueda dormir perfectamente durante las noches de verano:

  • El dormitorio del pequeño debe mantenerse lo más fresco posible y a una temperatura adecuada. Es aconsejable el mantener la habitación a oscuras durante las horas de más calor del día y abrirla a última hora de la tarde para que pueda refrescarse lo máximo posible.
  • Es importante no usar el aire acondicionado en la habitación del bebé. Únicamente puedes encenderlo unos minutos antes de acostarlo y refrescar toda la habitación. En el momento de meterlo en la cama, no es aconsejable el tenerlo encendido ya que podría afectarle a las vías respiratorias.
  • Si el bebé duerme en una cuna, es importante que la misma esté situada en la zona de la habitación en la que no pegue el sol. De esta manera la cuna se mantendrá fresca y a una buena temperatura.
  • El bebé debe beber bastante agua para hacer frente a las altas temperaturas de los meses de verano. El estar bien hidratado le ayudará a conciliar el sueño mucho mejor.

CALOR

  • En relación con el tipo de ropa de cama a usar, la más aconsejable es la de algodón. Transpiran mucho mejor y son bastante fresquitas para los meses de verano. No hace falta que tapes al bebé ya que la temperatura en verano es demasiado alta.
  • Al igual que ocurre con la ropa de cama, en relación con el pijama es preferible el usar uno que sea de algodón y corto. Es importante que el bebé se sienta cómodo a la hora de dormir y descansar.
  • Cuando haga mucha calor, es aconsejable el meterlo en el agua y darle un baño. El agua debe estar templada para conseguir que se relaje antes de ir a dormir.

En definitiva, las noches de calor del verano son bastante complicadas tanto para los adultos como para los bebés. Las altas temperaturas hacen que sea bastante complicado el poder conciliar el sueño y dormir de una manera placentera. Ante ello, los padres deben seguir una serie de consejos que ayuden a que su bebé no pase calor y pueda dormir de la mejor manera posible.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.