Cómo conseguir que los niños de 3 a 6 años sean obedientes

enfado

La desobediencia en los niños empieza a producirse a partir de los tres años. Antes de dicha edad suelen aceptar mucho mejor las normas impuestas por los propios padres. Cuando van cumpliendo más años empiezan a ser mucho más reacios y son muchos los padres que se desesperan ante tal conducta.

Ello se debe al desarrollo evolutivo que tienen, por lo que los padres deben seguir una serie de pautas en la educación para conseguir que sean lo más obedientes posible y poder aceptar las normas impuestas en la casa.

La obediencia en los niños de 3 a 6 años

Es normal que a partir de los 3 años de edad el niño se vuelva mucho más rebelde en todos los aspectos y le cueste aceptar las normas impuestas por sus padres. Las rabietas y las pataletas están a la orden del día y la desobediencia prevalece sobre la obediencia. Es tarea de los padres el conseguir que su hijo respete una serie de normas y órdenes tanto en el ámbito familiar como social.

A la hora de intentar que el niño sea obediente es bueno el sentarse junto a él y explicarle de manera calmada las consecuencias que puede acarrear el no obedecer ni respetar las norma establecidas. En el caso de que su conducta sea buena es importante también el elogiarle por la obediencia mostrada.

Los padres deben tener en cuenta en todo momento que aunque el niño todavía es pequeño, ya es capaz de saber que hace algo mal o algo bien. A la hora de establecer las normas, hay que tener en cuenta dos cosas:

  • Hay que sentarse con el niño y enseñarle las normas.
  • Los padres deben ser coherentes en todo momento y mantener la palabra de si hace algo mal, aplicar las consecuencias establecidas.

Los niños de entre 3 y 6 años se guían solo por su punto de vista por lo que están en contra de cualquier otra opinión diferente a la suya. Es labor de los padres por tanto, el poder educarlos de la mejor manera posible y hacerles entender que deben guiarse por una serie de normas.

rabieta

Pautas a seguir para que los niños de 3 y 6 años sean obedientes

A partir de los 3 años de edad empiezan las rabietas y las pataletas de los niños. Lo quieren todo y cuando no lo consiguen, se enfadan. Ante ello los padres deben mantenerse firmes y no ceder nunca ante dichas conductas. Acto seguido te damos una serie de pautas a seguir para conseguir inculcar la obediencia a los niños:

  • La firmeza de los padres es esencial ante la desobediencia de los hijos. Hay que aplicar refuerzos y conductas.
  • Las normas deben aplicarse tanto en el hogar como cuando salgan a la calle.
  • Los padres deben ser siempre un gran ejemplo para los niños. La conducta de los adultos debe ser también ejemplar.
  • La paciencia es otro de los puntos importantes que deben tener los padres. La obediencia va a llevar su tiempo y los niños no la van a aceptar a las primeras de cambio.
  • Siempre que el niño lo haga bien hay que reforzar su conducta y elogiarlo por haberlo de una manera obediente.
  • Los gritos no son nada aconsejables ya que solo puedes empeorar las cosas. A la hora de dirigirte al niño hay que hacerlo de una manera tranquila y sin alzar la voz.
  • El lenguaje es otro de los aspectos importantes a la hora de conseguir que los niños sean obedientes. Es aconsejable no decirle no a todo. El tono imperativo tampoco es bueno a la hora de educarle en la obediencia.

La edad comprendida entre los 3 y los 6 años, es una etapa del niño extremadamente difícil. Hay que tener mucha paciencia con la conducta del pequeño ya que en dicha etapa los niños solo miran por ellos mismos y les cuesta aceptar las normas. Con el tiempo y siguiendo las pautas arriba detalladas conseguirás que tu hijo sea obediente y haga caso a las normas establecidas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.