Cómo conseguir que los niños se alimenten bien

Niña comiendo bien

Es habitual que con niños, la hora de la comida sea uno de los momentos más desagradables del día. Se niegan a comer verduras, frutas y legumbres, prefiriendo comer un plato de macarrones con tomate o fritos poco saludables como nuggets o hamburguesas. Conseguir que los niños se alimenten bien puede ser una batalla diaria, pero es necesario para que crezcan fuertes y con energía.

Se necesitan algunos trucos para que los niños se alimenten bien y saludablemente. Por eso, vamos a ver algunos trucos de nutrición para conseguir el objetivo de que los niños coman de todo y crezcan fuertes y sanos.

Estrategias para que los niños se alimenten bien

Vamos a ver una serie de trucos para que la hora de la comida deje de ser una pesadilla para los niños más quisquillosos y para las personas de su alrededor.

Ofrece diferentes opciones para que los niños se alimenten bien

A nadie le gusta que le obliguen a hacer algo, especialmente a los niños pequeños más revoltosos o a los más mayores que buscan establecer su independencia. Esto es aplicable a la comida, por lo que darles la opción de elegir permite a su vez la opción de controlar lo que van a comer. El hecho de elegir también reduce la posibilidad de futuras protestas.

Programas y concursos sobre cocina de la televisión también les puede despertar la curiosidad no solo por participar activamente en la cocina, sino para probar cosas nuevas. Preguntarles si les gustaría probar una receta nueva o un plato diferente, hará que los niños se sientan más involucrados en su alimentación.

Introduce nuevos alimentos poco a poco

Los niños sospechan de las cosas nuevas cuando se trata de comida. Por este motivo, lo mejor es introducir nuevos ingredientes con alimentos o en platos que ya les gusten. Durante los primeros cinco años de vida, los niños forman sus gustos y hábitos preferidos, por lo que es importante que conozcan una buena variedad de alimentos para evitar problemas cuando son más mayores.

Si se acostumbran desde pequeños a las verduras, legumbres, cereales, etc. puede evitar que se vuelvan caprichosos más adelante. Si no están dispuestos a probar algo nuevo, o no les gusta mucho su sabor, como el calabacín, por ejemplo, intenta combinarlo con algo que les guste como en la tortilla de patatas.

Almorzar y merendar de manera saludable

Los bocadillos son una opción de comida rápida tanto para niños como para adultos. Algo fácil y rápido, y hecho en casa, puede ser un bocadillo de fiambre o de alguna crema de cacao, pero no es aconsejable abusar de esta opción. Además, si comen demasiado a media mañana o durante la tarde, es posible que después no tengan mucha hambre para la comida o la cena.

Pero es posible ofrecer a los más pequeños opciones saludables, fáciles y que les gusten, por ejemplo: 

  • Los frutos secos sin sal añadida como almendras o nueces
  • Hummus con palitos de zanahoria o apio
  • Frutas pequeñas como uvas, cerezas, o una rodaja de sandía, melón…
  • Rodajas de manzana con mantequilla de cacahuete
  • Un huevo duro
  • Palomitas de maíz con poca sal añadida

Con estos aperitivos, los niños estarán encantados de comer entre horas, y además, estarán obteniendo grasas y proteínas saludables.

Niña comiendo sandía

Proporciónales experiencias prácticas para conseguir que se alimenten bien

Permite a los niños explorar y descubrir las diferentes formas y colores que experimentan las frutas y verduras, desde que están verdes a cuando están maduras. Los niños son curiosos por naturaleza, y la naturaleza misma despertará su curiosidad. Si tienen la posibilidad de ir al campo a ver de primera mano cómo se recogen los alimentos, si puede alimentar a los animales en una granja o recoger los huevos de las gallinas ponedoras, será una gran experiencia para ellos.

Acercarlos a un mercado municipal también puede ser una gran experiencia para ellos. Llevarlos a ver la gran variedad de frutas y verduras de la zona y exóticas que existen, y permitirles el “capricho” si quieren probar alguna de ellas, puede ser una buena manera de introducirles en nuevos alimentos.

Deja que te ayuden a cocinar

Es más probable que un niño pruebe una receta nueva si ha participado activamente en su preparación. Tareas básicas como medir ingredientes, remover la comida al fuego (con mucho cuidado) o preparar una ensalada a su manera pueden ser buenos comienzos.

A medida que vayan involucrándose en la cocina, verán cómo se combinan los ingredientes. Esto les ayudará a aprender y tener herramientas para mantener una alimentación saludable cuando sean más mayores.

Obligarles no es la mejor opción

Como se comentó al principio de este artículo, la posibilidad de elegir es un elemento clave para fomentar una dieta saludable. Si tus niños son muy quisquillosos y rechazan los nuevos alimentos con cabezonería, no te centres en una única receta. Los alimentos son muy flexibles y se pueden ofrecer en diferentes tipos de elaboraciones.

Cambiando las texturas de los alimentos, se puede encontrar una que guste a tus hijos. Por ejemplo, es posible que un plato de lentejas no les resulte muy atractivo, pero una ensalada con lentejas puede verse de manera diferente. Es cuestión de ir probando.

Niño ayudando en la cocina

Predica con el ejemplo para conseguir que los niños se alimenten bien

Aunque no lo parezca, los niños están muy influenciados por su entorno, especialmente por sus padres. Por tanto, si los padres no prestan atención de su alimentación ni se preocupan por ella, los niños tampoco lo harán porque no lo considerarán muy importante.

Si los niños ven que su entorno se preocupa por su alimentación y que comen de manera variada, aprenderán. No será tan estresante para ellos si ven que comer bien es algo que las personas de su alrededor disfrutan. No lo verán como algo impuesto y que deben comer “porque sí”, sino como algo natural.

Con un poco de suerte, e introduciendo hábitos de alimentación saludables en casa, las batallas en las horas de las comida terminarán. No se puede asegurar que los niños vayan a comer de todo, pero sí que se abrirán a probar y experimentar con la comida.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.