Cómo cuidar tus pies durante el embarazo

cuidado de pies en el embarazo

Lo normal es que las personas cuidemos nuestros pies durante todo el año, pero las mujeres cuando están embarazadas tienen que cuidarlo aún más si cabe. Los pies al principio del embarazo parecen normales porque aún no se lleva peso de más en el cuerpo, pero a medida que el vientre va creciendo la cosa cambia y los pies deben soportar más peso del que están acostumbrados.

Al tener un peso extra es más que probable que los pies durante el embarazo (sobre todo al final del mismo) empiecen a hincharse y a doler. Para que esto no ocurra o que si ocurre no moleste demasiado es muy importante seguir algunos consejos para cuidar los pies. ¿Quieres saber de qué se trata?

Mantén los pies en alto

Mantener los pies en alto es una buena estrategia para que los pies no se hinchen más de la cuenta. En este sentido es necesario que puedas tener por lo menos 30 minutos durante el día para poder sentarte y levantar los pies, ¡lo agradecerás!

Masajes en los pies todos los días

Si es posible pide a tu pareja que te dé masajes en los pies cada día, esta es una forma de que tus pies no te duelan y puedas relajarlos y descansar. Un masaje bien hecho en los pies te hará poder sentirte cómoda y disfrutar de tu bienestar en el embarazo.

Calzado cómodo

Despídete de los tacones (al menos en los últimos meses del embarazo) y hazte aliada del calzado más cómodo que tengas en casa. Tus pies deben estar cómodos durante todo el día para que no te duelan… si estás en verano las chanclas son una buena idea.

Remoja tus pies cada noche

Y si además quieres sentir el placer en los pies, mételos en agua tibia cada noche antes de irte a la cama. Después sécalos y aplica una buena crema hidratante de pies. ¡Lo agradecerás!

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *