Cómo decir no a un niño de forma positiva

Puede que ni siquiera te des cuenta. Puede que a lo largo del día digas unas 50 veces a tus hijos “NO hagas eso”, “NO digas eso”, “eso NO se hace”, “eso NO te toca”… es agotador hasta leerlo, ¿verdad? Y seguramente no tenga ningún efecto en tus hijos, que solo escuchen NO NO NO pero no sepan ni porqué ni otra alternativa más productiva. Para ayudarte a ser más efectivos con los límites os dejamos unos consejos sobre cómo decir no a un niño de forma positiva.

El poder del no

Nos sale de forma automática. No no no. Creemos que es útil y efectiva, que así ponemos límites, que le decimos a nuestros hijos lo que no pueden hacer. Y ellos lo aprenden igual de rápido, cuando te quieras dar cuenta estará diciendo no constantemente. No digo que no sean necesarios, ni mucho menos. Debemos decir no en ocasiones, y en otras si. Como por ejemplo algo que suponga un peligro para la vida de tu hijo como cruzar la calle solo, soltarse la mano, o asomarse a una ventana. Para otras cosas más del día a día debemos marcar bien sus límites para que se sientan seguros, sin malgastar el no. Ya que decir demasiadas veces no, no solo no le ayuda si no que tampoco nos da los resultados que esperamos. Debemos encontrar el equilibrio entre los noes y los sies.

Si tú escuchas algo constantemente deja de tener su verdadero significado. Lo ideal sería conseguir los efectos esperados del no sin pronunciar la palabra no. Así educaríamos de forma positiva, obtendríamos mejores resultados y serían más responsables con sus conductas y consecuencias.

Los niños y la frustración

Los niños tienen muy poca tolerancia a la frustración. Quieren algo y lo quieren ya. No comprenden el espacio tiempo para retrasar una gratificación ni saben autocontrolarse. Ya lo veíamos en el artículo “cómo enseñar a los niños a gestionar la frustración” que no es tarea fácil pero que con una serie de recomendaciones pueden ayudarles a aprender a gestionar esa frustración.

Para que puedan hacerlo deberán enfrentarse a ella. Es decir, que si no le decimos nunca que no, no se sentirá frustrado. Y por desgracia la vida no siempre te dice que sí. Es necesario que aprenda que hay cosas que pueden hacerse y otras que no.

Cómo decir no a un niño de forma positiva

  • Cambia el lenguaje negativo por otro positivo. Con el no las frases restan, quitan. Si le damos la vuelta y formulamos la frase de forma positiva le estamos dando otro sentido queriendo decir lo mismo. Ejemplo: en lugar de decir “hoy no podemos ir al parque” y esperar una mas que probable rabieta, podemos enfocarlo de otra forma y decir “¿Qué te parece si hoy jugamos juntos en casa?”. Al niño se le está dando otra alternativa en lugar de quitarle algo. Claro que querrá jugar en el parque pero también hay juegos divertidos para jugar en casa.
  • Explicarle las consecuencias de sus actos. Según la edad que tenga el niño/a, se le puede explicar las consecuencias que tiene o tendrán sus actos. En lugar de decirle “no pegues a tu hermano”, decirle “si le pegas no va a querer jugar contigo” o “le va a doler mucho porque eso hace daño”. Así en lugar de hacer caso porque se lo dicen, será capaz de controlar sus impulsos teniendo en cuenta sus consecuencias.
  • Normas claras. Las normas en casa deben ser claras y concisas. Debemos explicárselas y el para qué están esas normas. Y deben tener consecuencias si no se cumplen, y deben aplicarse.
  • Posponerlo. En ocasiones lo que quieren no puede realizarse en ese momento. Podemos posponerlo y hacerlo (no vale posponerlo pensando que se olvidarán, porque no será así). Así también aprenderán a manejar su frustración.
  • Dale otras alternativas. Pon el atractivo en la otra alternativa, en lugar de en lo que ellos desean. Así focalizarás la otra opción y la primera perderá su atención. Utiliza el marketing.

Porque recuerda… se puede decir no de forma positiva.


Categorías

Aprendizaje

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.