Cómo descongelar la leche materna

La leche materna es el mejor alimento que puedes ofrecerle a tu bebé. Su composición nutricional es la más apropiada para las necesidades de tu hijo, incluso, va cambiando de forma natural a medida que el bebé va creciendo y sus necesidades van aumentando. Por lo qué, es muy importante que dentro de las posibilidades de cada caso, el bebé se alimente de leche materna exclusivamente hasta los 6 meses. Y de forma complementaria hasta que la propia madre y el bebé así lo deseen.

Sin embargo, en muchas ocasiones la lactancia materna se ve interrumpida de forma prematura. Las obligaciones de la vida diaria y la reincorporación al mundo laboral, suelen ser la causa principal. Pero si te organizas bien y planificas con tiempo, volver al trabajo no tiene porqué suponer el fin de la lactancia. La leche materna se puede conservar y almacenar perfectamente en el congelador.

Solo tienes que tener algunas precauciones a la hora de extraer la leche y durante el proceso de congelación. En este enlace encontrarás consejos muy útiles sobre la mejor forma de conservar y utilizar la leche materna. También es muy importante cuidar la forma de descongelar la leche, al igual que se debe hacer con el resto de alimentos.

Las mejores opciones para descongelar la leche materna

Al igual que ocurre con el resto de alimentos, la mejor forma y la más segura es, dejando que la leche se descongele de forma natural sin perder la cadena de frío, es decir, en la nevera. El inconveniente es que el proceso es lento y si necesitas utilizar la leche de forma inmediata, este método no será válido. No obstante, para esos días en los que sepas que no estarás en casa cuando el bebé necesite comer, lo más apropiado es que dejes algunas raciones de leche materna descongelándose en el frigorífico para cuando haga falta.

Si necesitas utilizar la leche de forma inmediata, puedes colocar la bolsita de conservación en agua templada, a máximo 37ºC. Bajo ningún concepto, debes dejar que la leche se descongele a temperatura ambiente. Una vez que ya esté descongelada, sí que puede conservarse a temperatura ambiente durante máximo 2 horas, mientras el bebé la va tomando. En el frigorífico podrá aguantar hasta 24 horas después de haberse descongelado.

Estas son las formas más apropiadas de descongelar la leche materna. En ningún caso debes utilizar el microondas para este fin, ni tampoco es recomendable hervir la leche para descongelarla. Estos métodos, podrían dañar la composición nutricional de la leche materna e incluso, podrían dañar a tu bebé al no mantener una temperatura apropiada.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.