Cómo detectar a un niño malcriado: consejos para educarle

Cómo detectar a un niño malcriado

El nacimiento de un hijo requiere una gran responsabilidad. Por mucho que pongamos empeño en educarlos correctamente puede ser un niño malcriado. La educación esta volcada en una enseñanza positiva y sin darnos cuenta les estamos ofreciendo absolutamente todo. Ante tal respuesta es impredecible que los niños reaccionen cómo no lo esperábamos, se enfadan y tienen rabietas.

Si tu hijo te hace pasar vergüenza en público puedes empezar a detectar los indicios de un niño malcriado. Si bien no le compras algo que desea, te domina a dónde quiere ir y encima se enfada incondicionalmente, estamos ante la evidencia de que hay que tomar métodos factibles para una correcta enseñanza.

Cómo detectar a un niño malcriado

Los padres somos los primeros en negar tal evidencia, nos hemos acostumbrado a su comportamiento y por lo tanto no vemos un posible error. Rectificar y analizar sus actos y darnos cuenta que es algo que no es posiblemente correcto, puede ser un gran paso para ayudar a todos. Detectamos un mal comportamiento cuando:

  • Su primera propuesta es controlar a los adultos, nadie le parece superior ni diferencia la autoridad. Le gusta manipular sus decisiones y cuando no se sale con la suya se enfada.
  • El hecho de tener berrinches con mucha frecuencia es consecuencia de la mayoría de los actos propuestos. Se han convertido en recurrentes e incluso le da igual tenerlos en cualquier lugar y momento. Aquí hay que identificar el patrón que lo ocasiona para hacerle ver primero quien tiene autoridad y después resolver el conflicto.
  • Su comportamiento respecto a los demás hará que nunca esté conforme con lo que dictan los que le rodean, ya pueden ser amigos e incluso familiares. No suele compartir nada, ya que para ellos es un concepto difícil de aprender y dominar.

Cómo detectar a un niño malcriado

  • Otras de las manifestaciones es que no está satisfecho con nada. Si ven a alguien que tiene algo más que ellos, eso les crea frustración.
  • Su comportamiento respecto a la autoridad de los padres suele ser desafiante, suele ignorar la palabra “no”, hay que implorarle para que tome alguna decisión e incluso rogarle para que finalice alguna tarea.
  • De ahí que se llegue a la determinación de tener que sobornarlo, o bien con juguetes, o bien con golosinas o cualquier hecho que le satisfaga. No es una buena propuesta y hay que tomar remedios.

Consejos para educarle

Debemos de pensar cómo primer contacto hacia ellos, que por mucho que les queramos no son el centro del universo. Ellos no son independientes para muchos de sus actos y debemos de ayudarlos, pero hay que hacer que también compartan sus inquietudes y aprendan a vivir en sociedad. Tienen que averiguar como comportarse con los demás y saber ser agradecidos y tener que pedir perdón. No tienen que ser prestados de toda nuestra atención constantemente.

Hay que mantenerse firme en todas las decisiones y no rendirse a sus caprichos. Para ello es bueno poner límites, no dejar que tomen cierto aptos no permisivos, pero hay que hacerlo de manera constante y disciplinada, sin saltarse las normas.

Siempre tienen que vernos como una autoridad, tienen que sentir ese respeto y que no nos traten como a sus amigos. Pero no tiene que faltar ese apoyo incondicional hacia ellos, tienen que saber que ahí esta nuestra protección pero muchos de los problemas en la sociedad pueden resolverlos ellos mismos.

Es por ello que aunque siempre queramos verlos felices, no les podemos permitir todos sus caprichos. También tenemos el derecho de negarnos cuando sea necesario y no tenemos que renunciar al papel de padres.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.