Cómo detectar retrasos en el desarrollo en niños de 3 a 5 años

Ningún niño crece al mismo ritmo que otro, todos tienen sus propios ritmos evolutivos y hay que respetarlos para garantizar que realmente se están desarrollando correctamente. Pero es posible que te des cuenta de que tu hijo puede que no tenga las habilidades que la mayoría de otros niños tienen a su misma edad. Cuando esto ocurre se conoce como retrasos en el desarrollo y siempre que se note alguna anomalía en el desarrollo habrá que acudir al médico especialista para valorar la situación.

Muchos retrasos no son graves y la mayoría de los niños después avanzan y dejan de tenerlos, pero cuando ocurren los retrasos en el desarrollo, es necesario que reciban un tratamiento temprano. Si has descubierto que tu hijo tiene cierto retraso en su desarrollo necesitará la ayuda pertinente lo antes posible, y si tienes dudas, acude a tu médico lo antes posible para averiguar si realmente tu hijo tiene algún tipo de retraso en el desarrollo.

Hay diferentes tipos de retrasos en el desarrollo, los problemas más habituales en los niños son:

  • Retrasos en el habla o lenguaje
  • Retrasos en las habilidades motoras

Aunque también se pueden encontrar otros retrasos emocionales o de pensamiento.

Habla y lenguaje de 3 a 5 años

No hay una fecha estándar ni límite para que un niño comience a hablar o use oraciones completas. Pero la mayoría de los niños alcanzan los hitos del habla y del lenguaje a una determinada edad. Tendrás que acudir a tu médico si tu hijo no ha sabido alcanzar los siguiente hitos cuando tenga las siguientes edades, y si alcanzó estas habilidades y de repente empieza a perderlas también tendrás que ir al médico.

  • A los 3 años: hacen oraciones cortas, identifica partes del cuerpo y usa palabras en plural.
  • A los 4 años: puede contar una historia simple y recordar rimas. Usa oraciones de unas 5 palabras y utiliza el ‘yo’ y el ‘tú’ correctamente.
  • A los 5 años: Puede entender órdenes más complejas, usa nombres y apellidos, usa plurales y el pasado correctamente, hace preguntas como por ejemplo: ‘¿por qué?’, ‘¿quién?’, ‘¿cuándo?’ Y es capaz de contarte lo que hizo ese día.

Retrasos en el habla o lenguaje

Estos problemas son el más común cuando se dan retrasos en el desarrollo, pero no es lo mismo un retraso en el habla que un retraso en el lenguaje. Cuando hay un retraso en el habla tiene que ver con los sonidos que salen de la boca de la persona. Los niños que tienen un retraso en el habla pueden tartamudear o problemas de pronunciación.

Un retraso en el lenguaje se refiere a los sonidos y a los gestos. Los niños con problemas del lenguaje pueden tener problemas para expresarse o entender a los demás.

Un retraso en el habla o en el lenguaje puede ocurrir por diversas razones, como por ejemplo: problemas con la lengua, el paladar o la boca del niño que dificulta su habla, la pérdida de audición por el motivo que sea, discapacidad de aprendizaje o un trastorno en el desarrollo.

Cuando esto ocurre y crees que tu hijo puede tener un retraso en el habla o en el lenguaje, tendrás que comunicárselo a tu médico de inmediato. El médico le hará las pruebas pertinentes para saber si tiene algún tipo de problema que le esté causando este retraso. Si después de acudir a los especialistas pertinentes tu hijo realmente tiene un retraso, entonces deberá tener una terapia del habla para pronunciar palabras, sonidos y fortalecer los músculos de la cara y la boca. Aunque en casa también puedes seguir algunos consejos como por ejemplo:

  • Habla con tu hijo cada día, señala objetos y di su nombre, haz preguntas y responde, etc.
  • Lee un cuento a tu hijo todos los días
  • Sigue el tratamiento necesario para mejorar la condición de audición

Habilidades motoras de 3 a 5 años

Los niños generalmente se vuelven fuertes y coordinados a medida que van creciendo. Es necesario que informes a tu médico si tu hijo no cumple con alguno de estos hitos de desarrollo en las siguientes edades o si las aprendió y parece que ya no las domina.

A los 3 años

  • Mantiene el equilibrio
  • Sube y baja escaleras
  • Juega con objetos pequeños
  • Apila bloques
  • Usa ambos lados de su cuerpo
  • Es capaz de ponerse a la pata coja

A los 4 años

  • Lanza una pelota y es capaz de atraparla si es grande
  • Salta y sabe saltar sobre un pie
  • Monta en un triciclo sin problemas
  • Apila y juega con bloques
  • Se quita la ropa

A los 5 años

  • Construye sus propias torres con bloques
  • Sabe golpear y saltar
  • Usa tijeras apta para su edad
  • Pinta con colores
  • Se quita y se pone la ropa
  • Es capaz de ponerse a la pata coja por más de 10 segundos
  • Sube y baja las escaleras alternando los pasos
  • Es capaz de cepillar sus dientes sin ayuda
  • Se lava y se seca las manos

Retrasos en la habilidad motora

Algunos niños pueden tener problemas con los movimientos que usan en los músculos (motricidad gruesa) como jugar a la pelota o con movimientos más pequeños en motricidad fina como pintar con colores. Algunas veces el problema no es con su fortaleza, sino su coordinación. Puedes notar que su hijo parece más torpe que otros niños de su edad.

Normalmente cuando hay problemas en el desarrollo de las habilidades motoras puede ocurrir porque hay algún problema físico o subyacente que afecta. Cuando hay problemas médicos pueden empeorar. Algunos problemas médicos pueden ser:

  • Problemas de vista
  • Falta de control muscular (ataxia)
  • Dispraxia (el cerebro tiene problemas para coordinar y planificar los movimientos correctamente)
  • Enfermedades musculares
  • Parálisis cerebral

Cuando un niño tiene retrasos en las habilidades motoras, el médico te dirá que esté lo más activo posible en casa y que le apuntes a sesión de rehabilitación o fisioterapia. La terapia ocupacional también puede ser una buena idea para mejorar las habilidades del movimiento o los problemas de coordinación. Incluso es posible que te recete medicamentos para mejorar sus movimientos, pero esto solo tendrá que valorarlo el médico especialista.


Categorías

Aprendizaje, Desarrollo

Madre, maestra de educación especial, psicopedagoga y apasionada de la escritura y la comunicación. Fanática de la decoración y el buen gusto estoy siempre en un aprendizaje continuo... haciendo de mi pasión y mis aficiones, mi trabajo. Puedes visitar mi página web personal para estar al tanto de todo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.