Cómo diseñar un espacio apto para niños

Los niños requieren de cuidados especiales, pero también de lugares especialmente adaptados para ellos. Por ello, pensar en espacios con decoraciones infantiles, no basta. Cuando se desea propiciar un espacio óptimo para los más pequeños, además, se debe planificar una adecuación del mismo, a fin de asegurar la integridad física del menor.

Por ende, los cuartos infantiles deben, en lo posible, tener el piso y las paredes aisladas, con materiales blandos. De este modo, se evita que el bebé o niño se golpee la cabeza u otra parte del cuerpo, sobre una superficie dura. No obstante, las alfombras y aislantes de pared, proporcionan grandes posibilidades de decoración infantil: desde el color, hasta los dibujos que el mismo presenta.

A su vez, otro detalle que se debe tener presente, son los tomacorrientes. Los mismos suelen ser objetos de accidentes caseros, tanto cuando el niño coloca sus dedos, como también objetos contundentes. Actualmente, en el mercado hay una amplia variedad de tapas, que bloquean parcial o totalmente a los tomacorrientes. Estas tapas, poseen motivos que posibilitan continuar la decoración del cuarto en sí.

Siguiendo algunos de estos consejos, además de brindar espacios amplios, con posibilidad de movimiento al menor, lograr un ambiente infantil óptimo, seguro y a la vez, correctamente decorado, resulta una tarea fácil de llevar a cabo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *