Cómo drenar un quiste bartolino en casa

fruta simbólica vagina

Las glándulas de Bartolino, también llamadas glándulas vesiculares mayores, son un par de glándulas que se sitúan una a cada lado de la vagina. Son las encargadas de secretar un líquido que lubrica la vagina. No es raro que un conducto o abertura de la glándula se bloquee, lo que ocasiona que se acumule líquido en la glándula. Esta acumulación de líquido provoca que esta glándula se inflame.

Esta acumulación de líquido y la consiguiente hinchazón se conoce como quiste Bartolino. Generalmente ocurre en un lado de la vagina, donde se sitúa una de las glándulas. A veces, el líquido se puede infectar, lo que llega a ser muy molesto y doloroso para la mujer que lo padece. Sin embargo, puede tardar años antes de que esto ocurra. Si tienes un quiste Bartolino y quieres que baje su hinchazón, aquí te contamos unos consejos para realizar en casa.

Síntomas del quiste de Bartolino

Un pequeño quiste de Bartolino sin infección, puede pasar desapercibido, es lo que se conoce como absceso de Bartolino. Pero, si crece es posible que sientas un bulto cerca de la abertura vaginal. Un quiste de Bartolino es indoloro normalmente, sin embargo, algunas personas pueden experimentar algo de sensibilidad en la zona. Si tu quiste vaginal desarrolla una infección, puedes sufrir los siguientes síntomas:

  • La hinchazón del quiste puede aumentar.
  • Aunque fuera indoloro, puede comenzar a aumentar el dolor en la zona.
  • Sentarse resulta mucho más incómodo.
  • Puedes sentir incomodidad o dolor al caminar.
  • Practicas sexo puede volverse más incómodo porque la abertura vaginal será más pequeña por el quiste.
  • Debido a la infección, puede aparecer la fiebre.

Formas de tratar un quiste de Bartolino en casa

  • El remedio casero más efectivo consiste en sumergirse unos centímetros en una bañera o en un bidé con agua tibia. Esto debe realizarse cuatro veces al día durante unos cuantos días, y puede solucionar incluso un quiste de Bartolino que esté infectado. 
  • Tomar analgésicos de venta libre como paracetamol o ibuprofeno puede ayudar para aliviar el malestar y el dolor.

¿Cuándo pedir cita con el médico?

Puedes plantearte acudir al médico si tienes los siguientes síntomas debido a tu quiste:

  • Tienes un dolor vaginal muy intenso.
  • La infección te ha provocado fiebre alta.
  • Si después de tres días de baños con agua tibia no han mejorado tu estado.
  • Si tienes más de 40 años o eres posmenopáusica. En este caso, tu médico podría recomendar una biopsia para verificar que no tienes cáncer. Aunque esta situación es poco frecuente.

En estos casos tu médico te derivará al ginecólogo. Aunque es posible que con estos síntomas optes por ir directamente al servicio de urgencias de un hospital.

Tratamiento médico de un quiste de Bartolino

Tu médico puede sugerirte que comiences con el tratamiento en casa, realizando los baños en agua tibia cuatro veces al día. Sin embargo, si tu quiste está infectado, es posible que te recomiende otras opciones porque puede ser extremadamente molesto y doloroso en esta situación. Te podrían recomendar estas otras opciones:

  • Realizar una pequeña incisión quirúrgica a la que seguirían hasta seis semanas de drenaje, posiblemente por medio de un catéter.
  • Antibióticos para combatir las bacterias que han provocado la infección.
  • Extirpación quirúrgica de la glándula de Bartolino, aunque esta opción es poco frecuente.

Conclusión

Un quiste de Bartolino es una afección muy común que puede llegar a ser muy molesta. Sin embargo, el tratamiento más recomendado por los médicos, al tratarse del más efectivo, se puede realizar en casa. Si el tratamiento casero no funciona, o si la infección se vuelve cada vez más grave, entonces siempre hay que acudir a un médico. Si el drenaje casero no ha funcionado, entonces el médico recomendará un drenaje quirúrgico, lo que necesitará anestesia localizada y hospitalización. La opción médica también tendría un posoperatorio prolongado, al situarse la incisión en una zona delicada. 

No obstante, la recomendación general ante esta afección es el tratamiento casero porque es el más simple y efectivo. Con los cuatro baños diarios en agua tibia, durante varios días, la hinchazón del absceso debería rebajarse hasta desaparecer. Hay que tener en cuenta que si la glándula se ha obstruido una vez, es posible que ocurra más veces a lo largo de tu vida, así que tener en cuenta este remedio casero por si reaparece te ahorrará algunas consultas médicas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.