Cómo educar a los niños en la No violencia

La violencia forma parte de la sociedad actual, lamentablemente. De alguna forma, aceptamos los actos violentos como respuesta ante cualquier situación. Normalizamos las palabras malsonantes, los gestos agresivos y los gritos, como si utilizarlos fuese la mejor forma de responder cuando algo nos resulta contrario. La violencia está presente en la televisión, en los juegos, en las calles y en los propios hogares.

De esta forma, se inculca en los niños la violencia como arma defensiva aún cuando no es necesario. Los niños que viven rodeados de violencia, de actos negativos y agresivos, crecen pensando que eso es lo normal y por lo tanto, adoptan esa misma actitud ante la vida. Y la violencia lo único que reportará en su vida será soledad, problemas, conflictos y dificultad para mantener relaciones sociales estables.

Educar en la NO violencia es fundamental, puesto que de nada sirve esconder aquello negativo de la vida de los niños. Porque, aunque tu hijo no reciba actos violentos en casa, es posible que los reciba de otros muchos sectores. Debes preparar a tu hijo ante este tipo de situaciones, para que llegado el momento, sepa afrontar una situación incómoda sin recurrir a la violencia.

Educar en la NO violencia

Este es un trabajo en conjunto de los profesores, los padres y personas que a diario cuidan e influyen en el comportamiento de los niños. Por lo tanto, es fundamental educar a los niños en la No violencia, enseñarles desde muy pequeños los beneficios de la negociación, de lo importante que es el diálogo y la empatía para saber resolver conflictos de forma pacífica.

Pero para que este mensaje cale de forma profunda en la educación de los niños, es esencial que los propios padres y los adultos que los rodean, sean el ejemplo que los pequeños necesitan. En muchas ocasiones, se utilizan palabras malsonantes, se levanta la voz para contestar a las personas más cercanas, incluso a los propios hijos. De qué forma pretendemos que el niño negocie y no utilice la violencia para comunicarse, si es el mensaje que recibe cada día.

Hábitos comunes a evitar en el hogar

De forma habitual y sin ninguna intención, se cometen pequeñas faltas de respeto de forma cotidiana, palabras feas e incluso, bromas de mal gusto que tienen la intención de hacer gracia a todo el mundo, menos a quién recibe la broma. Todos estos, son actos que se deben evitar en casa, para que los niños no reciban un mensaje erróneo y no lleven esta práctica a la escuela, ya que de esta forma, comienza el acoso escolar.

Por lo que es importante controlar en casa la forma de hablar, cómo se utilizan las palabras y los actos violentos. Ya sea en el propio hogar, conduciendo o cuando tienes un mal día y pierdes la paciencia.

  • Evita utilizar etiquetas: Es el momento de dejar de etiquetar a las personas por sus características o peculiaridades. Los niños podrían trasladar este comportamiento a su entorno social y esto, perjudicaría gravemente su relación con sus iguales.
  • Precaución al utilizar la ironía delante de los niños: Los pequeños no comprenden el sarcasmo y pueden confundirse con facilidad.

Consejos para educar en la NO violencia a los niños

Es en casa donde se deben inculcar los valores del respeto, la empatía, la generosidad y la nobleza, todos ellos fundamentales para las relaciones sociales saludables.

  • Controla la violencia que los niños ven a través de la televisión. Procura que la programación sea adecuada para su edad, aunque no estén sentados frente al televisor. Aunque el niño no esté prestando atención, si tienes un programa donde aparecen escenas violentas o gritos, le llegará al pequeño.
  • Nunca premies una actitud violenta. Los niños utilizan el llanto, los gritos y las rabietas para conseguir lo que quieren. Evita premiar esa actitud, con palabras firmes y sin utilizar actos violentos o palabras malsonantes.
  • Los malos actos tienen consecuencias. Los niños deben tener claras las normas y lo que esperas de su comportamiento.

Sé el primero en comentar