Cómo educar la sonrisa en los niños

Nuestra sonrisa es nuestra tarjeta de presentación, es nuestra capa con la que enfrentarse al mundo, es la actitud con la que hacer frente a los problemas y es señal de respeto y educación. No banalicemos la sonrisa porque detrás de ella hay mucho más de lo que parece. Los padres en nuestra labor de educadores, también debemos fomentar no solo el aprendizaje, sino también los valores en nuestros hijos. Os dejamos unos consejos sobre cómo educar la sonrisa en los niños.

Los padres también son educadores

Cuando pensamos en educadores nos vienen a la mente los profesores, pero todas las personas cercanas al niño ejercen un papel de educador en mayor o menos medida según el tiempo que pase con nada uno. Los niños aprenden mucho con el ejemplo y con nuestras enseñanzas, por lo que en nuestras manos está que hagamos bien nuestro papel.

Familia y escuela deben aliarse en la educación, para ir en el mismo camino. El fin debería ser educar niños felices y con las herramientas necesarias para que puedan afrontar el mundo. Valores que los hagan cercanos, empáticos, seguros, educados, fuertes, humildes y felices.

La sonrisa, algo más que un gesto

La sonrisa es algo más que un gesto que tenemos las personas. Nos une, nos acerca a los demás, transmite información, nos relaja, cambia nuestro estado de ánimo… tiene muchas utilidades tanto para el que la usa como para el que la recibe. Mejora nuestro bienestar emocional y desarrollo psicológico de una forma tan fácil que vale la pena educar a los más pequeños a que sonrían más.

Todos sabemos sonreír. Algunos sonreímos más de manera natural mientras que otras personas son más serias. Que sea así influye tanto la genética como el ambiente donde crecemos. Es decir, la sonrisa la podemos educar. Veamos cómo podemos educar la sonrisa en los niños.

Cómo educar la sonrisa en los niños

  • Educa con el ejemplo. Los niños aprenden mucho a través de la imitación, repetición y ejemplo. Si ven que sus padres sonríen mucho, ellos también lo harán por imitación. Sonríe más, verás como cambia tu actitud ante las cosas, la reacción de los demás que te rodean o se cruzan contigo, mejora su estado de ánimo… ¡Todo son ventajas!
  • Fomenta las risas en familia. Vivimos en un mundo acelerado donde el tiempo se nos escapa de las manos, pero siempre debemos reservar un tiempo al día para fomentar las risas en familia. Donde poder sonreírnos, reír, relajarse, unirse… saca al niño que llevas dentro, ¡se acabaron las vergüenzas!
  • Juega con ellos. Hay juegos que son muy divertidos y nos hace tener una sonrisa en la boca durante y después del juego. Son recuerdos que se quedan grabados en la retina y que no se irán nunca. Una de las mejores inversiones que puedes hacer con tus hijos es pasar tiempo con ellos y pasarlo bien.
  • Afronta los problemas con una sonrisa. Los problemas siempre van a estar ahí, no podemos controlarlos. Pero si tus hijos ven que afrontas los problemas con una buena aptitud y una sonrisa, aprenderán que todo tiene solución y que no hay que hacer una tragedia de todo. Es una de las mejores aptitudes ante los imprevistos que podemos tener para no dejarnos llevar por el mal humor.

Conclusión

Sonreír más tiene unos beneficios internos y externos que debemos aprovechar. Eso no quita que tengamos días malos y no nos apetezca sonreír. Somos humanos, no pasa nada. No debemos tampoco forzarnos a ser felices constantemente (ni a nuestros hijos), porque si no acabaremos siendo esclavos de la misma idea de la felicidad. La felicidad es una aptitud ante la vida, no quiere decir que todo nos vaya a ir bien. Y la sonrisa es la mejor bandera con la que afrontar todo lo que tenga que venir, y mostrarles a los niños como se hace.

Porque recuerda… no hay cosa más bella que la sonrisa de un niño.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Aprendizaje, Consejos

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.