¿Cómo elegir bien el test de ovulación?

test de ovulación

Las pruebas de ovulación son dispositivos que van muy bien para identificar qué días eres más fértil, a fin de aumentar las posibilidades de concepción.

Antes de entender cómo funcionan las pruebas, repasemos los conceptos de ovulación y ciclo menstrual. De hecho, seguramente sabrás que cada mes el sistema reproductivo de una mujer se prepara para un posible embarazo. Si no nos quedamos embarazadas es cuando comienza la menstruación.

El ciclo menstrual es un proceso recurrente que dura unos 28 días. Es decir, cada ciclo comienza el primer día del flujo menstrual y finaliza cuando comienza la próxima menstruación. Se reconocen tres fases durante el ciclo:

Folicular: los folículos de los ovarios comienzan a desarrollarse para albergar el óvulo;
Ovulatoria: durante esta fase el ovario libera un óvulo (el ovocito);
Luteinica: el óvulo madura y se transforma en el cuerpo lúteo, una glándula endocrina que colapsa cuando no es fecundada.

Durante la fase lútea, el óvulo liberado en la ovulación se convierte en el cuerpo lúteo y está listo para la fertilización. Por lo tanto, comienza a liberar varias hormonas útiles para el buen funcionamiento del sistema reproductivo: hormona luteinizante, progesterona y estrógenos.

¿Por qué te he metido este rollo? Para que entiendas qué detecta exactamente el test de ovulación. Y ahora lo verás con más claridad…

Para entender cuándo es el momento ideal para concebir un hijo, las pruebas detectan la concentración de hormona luteinizante (LH) y estrógeno. Si el test es positivo, se espera la ovulación en las próximas 36-48 horas y esto te permite apuntar a los intentos de concepción con mayor probabilidad de éxito.

En este artículo veremos cómo funciona un test de ovulación, cuándo hacerlo y cuáles son las marcas más fiables. Sigue leyendo.

Cuándo realizar el test de ovulación

Para comprender cuándo realizar la prueba, debes conocer la duración de cada fase del ciclo menstrual. Por lo tanto, no estaría de más que tomaras nota de los días en los que se produce el flujo menstrual durante al menos un par de meses.

Las fases folicular y lútea duran unos 14 días. La ovulación, por otro lado, dura entre 12 y 24 horas, un período de tiempo muy corto. Por eso es tan importante conocer con antelación tu pico de fertilidad y aprovechar al máximo esta oportunidad.

Las pruebas de ovulación detectan de forma fiable cuando esta ventana está abierta. Cada paquete también contiene una tabla basada en la duración promedio del ciclo menstrual. Es muy útil para identificar en base a tu ciclo menstrual cuándo realizarte la prueba.

Duración del ciclo en días                                                             21 o menos – 22 – 23 – 24 – 25 – 26 – 27 – 28 – 29 – 30 – 31 – 32 – 33 – 34 – 35 – 36 – 37 – 38 – 39 – 40 –    41 o más
Iniciar la prueba desde el día siguiente al final del ciclo anterior         5             5     6      7     8     9    10    11   12   13    14   15   16    17   18    19   20    21   22   23      17 días antes del siguiente ciclo

Por ejemplo, si el ciclo dura 28 días, la ovulación comienza a ocurrir entre el octavo y el noveno día del ciclo. En el undécimo, de hecho, estará el pico de la ovulación.

En el siguiente párrafo vemos cómo funciona una prueba para detectar el pico de LH.

Cómo funcionan las pruebas de ovulación

Las pruebas de ovulación funcionan igual que las pruebas de embarazo: detectan la hormona a través de la orina. En este caso, la que se detecta es la LH (hormona luteinizante) que siempre está presente en la orina, pero que está especialmente elevada entre las 24 y 36 horas antes de la ovulación.

Este es el procedimiento para usar correctamente un bastoncillo desechable:

  • Abre el paquete de barra sellada;
  • Retira la tapa protectora;
  • Coloca la punta absorbente debajo del chorro de orina (con la primera orina del día) durante unos 7 segundos;
  • Alternativamente, es posible recolectar la orina en un vaso y luego sumergir la barra durante 15 segundos;
  • Cierra la tapa y espera  entre 3 y 10 minutos antes de leer el resultado.

El palo tiene una ventana donde siempre aparecen dos líneas, una de las cuales está indicada por la flecha.

Es la línea LH la que, en caso de dar positivo, aparece del mismo color o más oscura que la otra línea de control. En este caso, se recomienda que intentarlo durante las próximas 48 horas.

Otro tipo de test más innovador consiste en el uso de un dispositivo digital que recoge y analiza los resultados de los sticks. Estos son los monitores de fertilidad que se utilizarán de la siguiente manera:

– Enciende el monitor y comprueba si se puedes realizar la prueba; Usa el palo como se describe arriba;
– Inmediatamente inserta la varilla en la ranura de prueba del monitor;
– Espera 5 minutos, durante los cuales la luz del monitor continúa parpadeando;
– Al final del análisis, el monitor emite un sonido. En este punto, es posible extraer el palo y leer el resultado.

El test de fertilidad, por tanto, comprueba los niveles de estrógenos y LH a través del monitor que registra los datos obtenidos. El resultado puede ser:

Bajo: los niveles de hormonas son bajos, lo que hace que sea menos probable quedar embarazada;
Alto: la hormona LH está alta, por lo que el monitor continuará analizando los niveles de hormona luteinizante hasta que señale el pico;
Pico: Durante dos días consecutivos el monitor informará que has alcanzado el pico de fertilidad.

Por lo tanto, se recomienda que intentes concebir dentro de las 48 horas del pico.

¿Cómo elegir qué test hacerte?

Si quieres saber si tu ciclo está en fase de ovulación, puedes elegir entre diferentes tipos de pruebas. En la farmacia están disponibles en dos variantes:

Sticks digitales: los resultados son visibles en una ventana en la que puedes comprobar la concentración de hormona luteinizante;
Monitores de fertilidad: están equipados con una pantalla que indica cambios en LH y E3G (es decir, Estradiol o Estrona-3-Glucoronide, una hormona que estimula la producción de estrógeno).

Los monitores de fertilidad te permiten monitorear tu ciclo y evaluar tus niveles de estrógeno y LH durante un período de tiempo determinado. Este seguimiento permite que el ordenador identifique tu ventana fértil, gracias a los datos recopilados sobre tu ovulación.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.