Cómo elegir el mejor biberón y tetina

Cuando una es madre se da cuenta de lo grande que es el mundo de los bebés. Hay muchísimas opciones en el mercado, tantas que puede resultar abrumador. Una de ellas es elegir el mejor biberón y tetina para nuestro bebé. Hay diferentes materiales, tamaños y formas. ¿Cuál es el mejor para nuestro bebé? Sigue leyendo y te ayudaremos con tu elección.

Factores a la hora de elegir biberón

El biberón no solo sirve para dar lactancia artificial. Aunque estés amamantando, va a haber situaciones en las que tendrás que dar uso a los biberones (medicación incompatible, trabajo, grietas en los pezones…). Vamos a necesitar al menos dos biberones en casa para tener siempre uno limpio y seco disponible.

Existen diferentes tipos de biberones en el mercado a diferentes precios con características diferentes que hay que tener en cuenta a la hora de elegir biberón.

Los factores a tener en cuenta son la forma del biberón, el tamaño, el material y el tipo de tetina. Veamos cada una de estas características con atención para escoger la que mejor le vaya a nuestro bebé.

La forma del biberón

En el mercado existen varias formas. Es un aspecto muy importante ya que de su forma dependerá la comodidad para dar el biberón a tu bebé o para que lo tome él mismo. : cilíndricos, rectangulares, más anchos, más estrechos, más altos, más bajos… Cada uno tiene sus pos y sus contras. Los anchos tienen más estabilidad y son más fáciles de limpiar, los rectangulares tienen mayor estabilidad y los cilíndricos se adaptan a todos los usos.

La forma cilíndrica es la más usada de todas, ya que facilita el agarre del biberón al bebé. Si tiene asas o tiene forma ergonómica le permitirá tener más autonomía para tomarlo solo. Si tiene la boca ancha es más fácil llenarlos y limpiarlos.

El tamaño y flujo del biberón

Lo normal es elegir biberones más pequeños para los primeros meses ya que las tomas son más pequeñas y más a menudo, y según vayan creciendo el tamaño debe ser de mayor capacidad para adaptarse a su apetito. Deberemos elegir el tamaño y tetina según la edad y necesidades del bebé.

Hay 3 flujos en las tetinas: lento, medio y rápido. Se diferencian en la cantidad y tamaño de los agujeros. Para los primeros meses de vida lo más adecuado es de flujo lento. Las de flujo medio a partir del 3-4 meses de vida y el flujo rápido es ya para cuando se introducen los cereales. Si notas que tu bebé se desespera al comer puede que no le llegue lo suficiente y necesite un flujo mayor. Y si percibes que se ahoga todo lo contrario, necesitará una tetina de flujo menor.

El material del biberón

Los biberones suelen ser de vidrio o polipropileno (plástico). Los de vidrio son más pesados y fáciles de romper pero son mucho más fáciles de limpiar e higiénicos. No absorben los olores y se conservan mejor. Y por otro lado están los de plástico que son mucho más resistentes y ligeros.

Lo más habitual es optar por los de vidrio para los primeros meses de vida, por su facilidad de limpieza. A partir de los seis meses se suelen usar los de polipropileno. Son mucho más seguros por su poco peso y resistencia, a partir de esta edad ya quieren sostenerlos ellos solos.

Tipo de tetina

Hay dos tipos de tetinas: de látex o silicona. Las de látex son suaves, muy elásticas y cómodas para los bebés. Suelen usarse a la hora de cambiar del pecho al biberón. Hay que reemplazarlas cada 1-2 meses ya que se degradan con facilidad.

Y las de silicona son mucho más higiénicas y duraderas que las de látex. Son transparentes y resistentes a la luz solar, a la temperatura y a la grasa pero también son delicadas a los dientes del bebé. Hay que cambiarla cada vez que veamos desgarros.

Porque recuerda… antes de tomar una decisión busca toda la información necesaria.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.