Cómo elegir el vestido de boda estando embarazada

Elegir el vestido de boda puede suponer una gran aventura, sobre todo si estás embarazada. Teniendo en cuenta que tu cuerpo cambia de forma paulatina y que el vestido de novia debe elegirse con varios meses de antelación, la tarea puede volverse cuanto menos agobiante. Y eso sin olvidar que los preparativos de una boda en sí, son en ocasiones muy estresantes.

Es por ello que si te vas a casar estando embarazada, debes delegar todas aquellas tareas que no sean imprescindibles que realices tú misma. Así, podrás evitar el exceso de estrés y poner en riesgo innecesario tu estado de salud y la de tu bebé. Sin embargo, elegir tu vestido de novia no es una de esas tareas que puedas encomendar a otras personas, por lo que vamos a ofrecerte algunos consejos para que aciertes sin pasar demasiado estrés.

Qué tipo de vestido de boda elegir

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer cambia de forma constante. Es posible que durante los primeros meses apenas notes cambios, muchas mujeres tardan meses en notar los efectos del embarazo. Sin embargo, tu barriga un día crecerá como una palomita y sin que te des cuenta, tu cuerpo se redondeará dejando ver las formas del bello cuerpo de mujer embarazada.

Es por esto por lo que no debes confiarte a la hora de buscar tu vestido de boda, sobre todo si faltan varios meses para el día del enlace. Quizá en este momento no tengas demasiada barriga y pienses que tienes bajo control el aumento de peso, pero en este caso es preferible no arriesgar demasiado. Piensa en un vestido que puedas utilizar dentro de unos meses y que pueda adaptarse a tu cuerpo aun con los previsibles cambios que están por venir.

Los vestidos más cómodos y apropiados para las embarazadas, son los más vaporosos y ligeros. Evita los vestidos en corte sirena o aquellos estilos que se ajustan mucho al cuerpo. No es necesario que tu vestido se ajuste debajo del pecho, ya que es un estilo de embarazada algo anticuado. Tampoco es aconsejable el estilo palabra de honor, ya que el pecho puede cambiarte aún más y será muy incómodo de llevar. En su lugar, elige un vestido con un tirante aunque sea fino, pero que será mucho más cómodo.

También puedes optar por el corte imperio, un estilo bello y elegante, perfecto para todo tipo de siluetas incluidas las de las embarazadas. Este tipo de corte dejará al aire tus clavículas, una de las zonas más sensuales y elegantes del cuerpo de la mujer. El tejido vaporoso de este tipo de vestidos, te permitirá vestir elegante y cómoda el día del tu boda.

No renuncies a tu estilo

Estar embarazada no tiene por qué cambiar tu estilo, ni tu forma de llevar la moda. Hoy en día puedes encontrar una inmensa variedad en cuanto a vestidos de boda se refiere. Si en las tiendas de novias no encuentras tu vestido ideal, busca los servicios de una diseñadora o modista que puedan crear tu vestido acorde a tus indicaciones. Ni siquiera es necesario que gastes una gran suma de dinero en tu vestido.

Existen infinidad de modistas y nuevos creadores que tienen ideas maravillosas, novedosas y originales. Con tus ideas y sus consejos, puedes conseguir un vestido de boda especial y único. Aunque te cases embarazada, no tienes que disfrazarte ni elegir algo con lo que no te sientas cómoda por el simple hecho de estar indicado específicamente para novias.

Incluso, si quieres casarte con un vestido entallado porque te encanta tu cuerpo de embarazada y quieres lucirlo el día de tu boda, no lo dudes y hazlo. Tan solo tienes que tener en cuenta la fecha de tu boda y los posibles cambios que pueda necesitar tu vestido. Procura realizarte varias pruebas durante las semanas previas y algunos días antes de la boda, vuelve a hacer una última prueba de rigor. De esta forma, si tu vestido necesita alguna modificación, la modista tendrá tiempo de llevarla a cabo.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.