Cómo elegir los mejores vestidos premamá

Elegir los mejores vestidos premamá

Llega un momento en vida de toda mujer embarazada en el que se hace necesario realizar algunos cambios en la forma de vestir. El cuerpo cambia prácticamente desde el primer momento, los pechos aumentan de tamaño, se ensanchan las caderas, se ralentiza la circulación sanguínea provocando hinchazón en las extremidades y por supuesto, la barriga va creciendo a un ritmo vertiginoso.

Durante un tiempo no podrás utilizar tus pantalones vaqueros pitillo, ni aquellas prendas que se ajusten demasiado al cuerpo. Primero porque no es aconsejable y segundo porque no te sentirás cómoda. Lo más aconsejable es que te hagas con algunos vestidos premamá, mucho más cómodos y con los que te podrás vestir durante bastante tiempo. Si no tienes mucha idea sobre este tema, no te pierdas estos consejos para elegir los mejores vestidos premamá.

La moda actual se adapta a las embarazadas

Hasta hace unos pocos años, la ropa premamá estaba limitada a algunas tiendas especializadas y grandes superficies. Con lo que la moda para embarazadas era muy clásica, con un corte muy similar, todo con un diseño muy romántico y delicado. Es decir, todas las mujeres debían adaptarse a ese estilo cuando se quedaban embarazadas, por muy lejos que estuviera de su forma de vestir habitual.

La ventaja es que hoy en día la mayoría de firmas de moda actual, incluye una sección de ropa premamá. Por lo qué, estas prendas se han actualizado, ya qué, aunque sean prendas que se deben adaptar al cuerpo de una futura mamá, no tiene porqué dejar de ser juvenil, sexy, atrevida o moderna. Y lo que es aún más ventajoso, la moda premamá ya no es tan cara como lo era en épocas anteriores.

Pocas prendas, pero muy versátiles

Dentro de la moda premamá puedes encontrar diferentes tipos de prendas, como leggins o pantalones adaptados en la zona de la barriga. También se han incorporado en los últimos tiempos muchas prendas de la parte superior preparadas para dar el pecho. Esto es en gran parte por la importante corriente pro lactancia materna que existe en la actualidad.

Pero lo más cómodo, lo más fácil de utilizar y con lo que más elegante y guapa te sentirás, es utilizando vestidos premamá, al menos durante la mayor parte del tiempo. Tanto si te gusta vestir cómoda, como si no quieres renunciar a tu estilo, los vestidos son la mejor opción. Con una sola prenda estarás arreglada y solo con cambiar los complementos, podrás lucir más sport, elegante o cómoda para el día a día.

Cómo elegir los mejores vestidos premamá

Antes de lanzarte a la aventura de compras vestidos premamá, es importante dedicar un tiempo a pensar en algunas cuestiones importantes. De lo contrario, podrías gastar mucho dinero en ropa que solo utilizarás durante algún tiempo y que pronto se quedará inservible. Si planificas bien tus compras, podrás adquirir las prendas que necesitas para vestir durante tu embarazo, sin necesidad de hacer una gran inversión económica.

Debes tener en cuenta estas cuestiones:

  • ¿Tu embarazo transcurrirá durante el invierno o durante el verano?
  • ¿Trabajas fuera de casa? Si es así, necesitarás hacerte con algo más de fondo de armario.
  • ¿Cómo es tu figura en general? Esto es importante porque las mujeres menudas y en general delgadas, suelen engordar básicamente por la barriga y en muchos casos hasta bien avanzado el embarazo apenas se nota el cambio. Las mujeres con más peso por el contrario, suelen aumentar de tamaño de forma generalizada.

Estas cuestiones te servirán para decidir cuál es el momento oportuno para realizar tus compras. La temporada en la que transcurrirá el final de tu embarazo, es la que marca las prendas que deberás comprar. Por ejemplo, durante el verano necesitarás menos ropa para vestir y con cualquier vestido de algodón básico estarás arreglada. El trabajo también es un punto importante, porque determina si necesitas ropa más o menos arreglada y la cantidad de prendas que tendrás que adquirir.

En cualquier caso, lo más aconsejable es buscar vestidos de fibras naturales como el algodón o el lino. Los colores básicos son perfectos para poder combinarlos con tus prendas habituales. Procura que se adapten a tu aumento de tamaño progresivamente, con cinturones, elásticos o botones que vienen incorporados en algunas prendas. Y sobre todo, huye de las prendas muy ajustadas y las poco prácticas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.