Cómo elegir una buena faja en el embarazo

Para elegir una buena faja en el embarazo, lo más importante es que te asegures de que se trata de una faja diseñada específicamente para mujeres en estado. La faja de embarazo no es un elemento de belleza, no se utiliza para estilizar la figura ni para reducir centímetros de contorno, como ocurre con otro tipo de fajas. En este caso, se trata de un sistema de retención, una ayuda para hacer más llevadera la barriga del embarazo.

Pero, ¿esta faja es apropiada para todas las embarazadas? ¿es necesario o aconsejable utilizarla? y lo más importante, ¿cómo elegir una buena faja si el médico me recomienda utilizarla? Todas estas cuestiones las resolvemos a continuación. De forma qué, si tienes que llevar una faja en el embarazo, te ayudamos a elegir la más apropiada para ti en estas circunstancias.

Qué es y para qué sirve este tipo de faja

Las fajas de embarazo, están diseñadas para sostener la barriga en aquellas zonas donde más daño causa a la mujer, esto es, en la parte baja del vientre y en la zona lumbar. Suelen llevar elásticos ajustables en los laterales, de forma que cada mujer pueda adaptar la faja al tamaño de su vientre, incluso a medida que avanza el embarazo. En ningún caso la faja se utiliza para moldear la figura, puesto que sus elásticos son bastante ligeros.

Este tipo de faja no está recomendado para todas las mujeres, en cualquier caso, su uso debe estar limitado a la recomendación del ginecólogo o de la matrona. Generalmente, la faja en el embarazo está recomendada en mujeres con embarazo múltiple. Así como en el caso de mujeres que han pasado por varios embarazos y tienen dañada la musculatura de la zona pélvica.

En esos casos, el peso de la barriga puede crear importantes molestias en la zona lumbar y en la parte baja del vientre, dañando seriamente las fibras y los músculos de esa zona. Es por ello que, en algunos casos se recomienda el uso de la faja de embarazo para reducir dichas molestias. Si es tu caso y debes buscar una faja por recomendación médica, no te pierdas los siguientes consejos para elegir la mejor opción en tu caso.

La mejor faja en el embarazo

El uso de faja en el embarazo

A la hora de adquirir una faja de embarazo, es esencial que acudas a un comercio especializado, donde las personas que te atiendan puedan ofrecerte consejos útiles antes de adquirir el producto. Ya que se trata de algo específico para el embarazo, debes asegurarte de que se trata de algo apropiado, que no te producirá daños y que cumplirá su función correctamente.

En el mercado puedes encontrar varios tipos de faja de embarazo:

  • Una faja sin costuras: Al no tener costuras es muy cómoda porque no produce daños o irritaciones en la piel. Aunque no es la faja que mejor sostiene la barriga, se camufla muy bien bajo la ropa, por lo que puede ser una buena opción si tienes que trabajar fuera de casa y no quieres que la faja sea demasiado evidente. Esta faja es recomendada para el invierno, ya que en verano puede dar demasiado calor.
  • El cinturón de maternidad: En este caso se trata de una faja algo más aparatosa, pero muy efectiva. Incorpora varias bandas que sujetan la parte baja del vientre, la zona lumbar y una tira superior para que siempre se mantenga en su sitio. Aunque es algo incómoda de colocar, es la faja que mejor cumple con su función.
  • Faja adaptable en cinturón: Esta es la más utilizada y la más común de las fajas en el embarazo. Se trata de un cinturón adaptable en talla única. Por lo que se adapta a las necesidades a medida que la barriga aumenta de tamaño. Es fácil de colocar, transpirable y fresca para llevar en verano, además, su calidad precio es de lo mejor que puedes encontrar en el mercado, perfecta para todos los bolsillos.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.