¿Cómo encontrar la tranquilidad cuando hay niños revoltosos?

encontrar la tranquilidad cuando hay niños revoltosos

Los niños revoltosos es sinónimo de más de un quebradero de cabeza, de desesperación en numerosos momentos y de no poder tener autonomía sobre uno mismo. Acarrea que muchos padres nos cueste encontrar tranquilidad. Estos niños buscan llamar la atención y es que su conducta funciona como tal, los padres llegan incluso a perder su identidad por estar absorbidos por su comportamiento.

Un niño feliz disfruta interactuando, jugando y descubriendo el mundo a su manera, un niño por naturaleza si es inquieto, es revoltoso. Pero esta situación llega a hacer perder la paciencia de muchos padres, consume sus energías, estresa y hay incluso momentos que no sabemos como canalizar correctamente. Es por ello que debemos como padres buscar esa tranquilidad, sopesar que también nuestra salud importa por encima de todo.

¿Cómo encontrar tranquilidad?

Es fundamental intentar encontrar tranquilidad. Los niños tienen una enorme capacidad para captar el estado anímico de sus padres, por lo que es aconsejable hacer que nos vean relajados y sin tensiones. Si tu hijo es revoltoso y capta un estado de ánimo y agobio eso significará actuar como un ejemplo a seguir.

Adaptamos nuestra vida al ritmo y horarios de nuestros hijos y cuando no pueden parar hacen que ese tiempo se reduzca en menos espacio para nosotros. Que ellos absorban nuestro tiempo no es sinónimo de estar mal hecho, pero también debemos de encontrar tiempo para nosotros mismos. Hay que descubrir momentos que nos relajen y buscarnos a nosotros mismos.

encontrar la tranquilidad cuando hay niños revoltosos

Sin duda toda tranquilidad que pueda reconfortar a unos padres, puede ser en su manera de educar y de admitir la forma en cómo se comportan. Estaremos más relajados si en su comportamiento dejamos que sean mucho más autónomos sobre sus actos. No podemos estar continuamente pegados a ellos y evaluando sobre cómo se están comportando. No está demás dejar que sean un poco más libres, pero siempre de forma responsable, demostrando que sus actos pueden tener consecuencias.

Hay que dejar que los niños jueguen mucho y suelten sus energías, es bueno buscar actividades que estén a su altura y que estén entretenidos cómo fuente de su válvula de escape. Descubre qué juguetes son los que más les gusta y así no dependerán de la atención de sus propios padres.

Encontrar tiempo para uno mismo: 15 minutos o 20 minutos, o incluso una hora, es suficiente para poder desconectar y relajarte durante ese tiempo, todos los días. Puedes estar con el móvil, o dar un paseo, llegar tarde a casa, hacer ejercicio o incluso aprender a meditar. Serán actividades que irán con tu persona y te harán sentir bastante bien, no dejes de buscar esos momentos.

encontrar la tranquilidad cuando hay niños revoltosos

Aprende a pedir ayuda a los demás. En este punto quizás estemos hablando o bien del padre o bien de la madre, pero en cualquiera de los casos seguro que es uno de ellos quien se está llevando la mayor carga. No tiene por qué hacer que sopese el mismo peso siempre sobre la misma persona. Se debe aprender a pedir ayuda, ya que será un gran consuelo despojarse de esa gran mochila. Tu energía no tiene que estar infravaloradas, sino acabarás perdiendo.

Mantén una rutina y así todo podrá programarse con mayor facilidad. Los niños pueden seguir descargando todo su potencial y a ti te dejarán espacio para planificar todo lo que puedas llegar a necesitar en ese momento. En este punto hay que reseñar que quien importa marcar esos tiempos son los padres y no los niños. De esta forma todo se convertirá en rutina y así poder encontrar una pequeña pausa para poder reactivar nuestra energía. En este enlace puedes ver alguno de los trucos que usan algunos padres para solventar mejor esos apretados momentos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.