Cómo enseñar a cocinar a un hijo adolescente

Enseñar a cocinar a los hijos

La educación y la crianza de los hijos pasa por muchas fases a lo largo de la vida. Cuando son bebés, hay que enseñarles a caminar o a comer, por ejemplo. Pero a medida que se hacen mayores, debemos incluir en su aprendizaje otras enseñanzas que también son muy importantes para su madurez, y que muchas veces se pasan por alto.

Aunque no es algo en lo que se suela pensar muy a menudo cuando los hijos son pequeños, un día se harán mayores e independientes. Tendrán que gestionar su propia economía, tendrán que aprender a lavar y cuidar su ropa y sus pertenencias y por supuesto, tendrán que tener algunas nociones sobre cocina, para poder alimentarse correctamente. Todo esto forma parte de su madurez y enseñarles a ser autónomos e independientes, les permitirá desenvolverse con facilidad en cualquier ambiente.

¿Cómo enseñar a cocinar a un hijo?

No se trata de convertir a los chavales en auténticos chefs, a no ser que descubran que les apasiona la cocina, que podría ser. Enseñar a cocinar a un hijo adolescente debe ser un proceso paulatino, para que poco a poco vaya aprendiendo que cocinar no es aburrido y que un día podrá alimentarse perfectamente por sí mismo. De forma que sea capaz de comer bien, con seguridad y sin depender constantemente de alguien que se encargue de su alimentación.

No te pierdas estas pautas para enseñar a cocinar a tus hijos.

Seguridad ante todo

Enseñar tareas domésticas a los adolescentes

Además de aprender trucos básicos de cocina, técnicas o formas de mezclar los alimentos, cualquier aprendiz de cocina debe conocer las pautas básicas de seguridad e higiene en la cocina. Ya que, cualquier despiste puede ser el causante de una intoxicación alimentaria, por ejemplo.

Para evitarlo, comienza por enseñarle a tu hijo adolescente los siguientes conceptos:

  • Conservar los alimentos: Cómo debe guardar cada alimento en la nevera, lo que puede o no puede congelar, la importancia de no romper la cadena de frío etc.
  • Higiene: Además de lavarse muy bien las manos, debe aprender a limpiar los utensilios entre cada uso, la tabla donde corte los alimentos y demás. Sobre todo, es esencial que los chicos sepan que no deben dejar restos de alimentos crudos sobre ninguna superficie, ni en los cuchillos.

Trucos básicos de cocina

Antes de comenzar a preparar ninguna receta, debes asegurarte de que tu hijo conoce algunos conceptos y técnicas básicas de cocina.

  • Cómo debe medir los ingredientes para cocinar la cantidad deseada.
  • Limpiar y cortar diferentes alimentos, como las verduras, frutas, o aquellos alimentos que más le gusten ya que serán los que más utilice al principio.
  • Diferenciar las técnicas de cocina: No es lo mismo freír, que asar o que hervir, enséñale las diferencias. Así podrá cocinar de la forma más sana.

Enseñar a cocinar algunas recetas fáciles

 

Una vez aprendidos los conceptos y las técnicas más básicas, es el momento de aprender a cocinar algunas recetas sencillas. Para elegir el plato, pregúntale a tu hijo qué es lo que quiere aprender a cocinar, porque quizá tú tienes una idea preconcebida que no se ajusta a lo que quiere hacer. Por ejemplo, a lo mejor tú piensas que es mejor empezar por algo muy fácil, como una pasta, pero a lo mejor tu hijo tiene interés por aprender a hacer ese plato tuyo tan rico que tanto le gusta.

Cuando tengáis el primer plato elegido, pide a tu hijo o hija que te acompañe a comprar los ingredientes. De esta forma, también aprenderá a seleccionar los alimentos más apropiados, descubrirá las diferencias entre comprar en un gran supermercado o en una tienda de barrio. Sin olvidar que podrá aprender algunos trucos en cuanto a economía doméstica, una lección muy importante que también deben conocer los chicos y chicas adolescentes.

Aprender a cocinar es esencial para poder alimentarse bien, de forma variada, equilibrada y saludablemente. Pero también es una forma de disfrutar con la comida, porque para muchas personas, comer es un placer. Por lo qué, todos los chicos y chicas deberían aprender a cocinar, para poder comer bien y mantenerse saludables durante toda su vida.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.