Cómo enseñar a los niños que, ¡la comida no se tira!

Seguro que esta es una frase que escuchaste muchas veces durante tu infancia, unas palabras que irremediablemente se asocian a las abuelas y madres de décadas pasadas. Y es que como ellas decían, niños ¡la comida no se tira! algo que las personas de generaciones pasadas tienen bien grabado en la memoria. En aquella época, se tenía muy presente que la comida era un bien muy preciado.

Esas personas que vivieron tiempos de guerra o posguerra, eran bien conscientes de lo que era pasar hambre y para ellos, era realmente doloroso desperdiciar la comida que tanto esfuerzo costaba conseguir. Algo que en los últimos años se dejó de tener tan presente, algo norma ya que cuando no hay necesidad, no se piensa que en algún momento la comida puede llegar a faltar.

Sin embargo, es importante recordar que la comida no debe desperdiciarse por cuestiones económicas. Que tengas una buena situación económica no significa que en el futuro esto pueda cambiar. Por desgracia, en estos momentos se vive una crisis sanitaria a nivel mundial derivada por el coronavirus, y en muchos hogares la situación económica ha dado un vuelco radical. La comida, es un bien de primera necesidad que todas las personas no tienen en su día a día. Por este y por otros muchos motivos, los niños deben aprender que la comida no se debe tirar nunca.

Educar para que sean niños responsables, nunca desde la amenaza

Quizá lo primero que se te viene a la mente, es explicarle a tus hijos que no pueden tirar la comida porque otros niños no tienen nada que comer. No es una mala idea, aunque quizá puede resultar algo dramático para los más pequeños. Por lo que siempre debes utilizar un vocabulario correcto para los niños, nunca utilices esta frase como una amenaza para que coman más.

Es decir, los niños deben aprender a ser responsables con las cosas que tienen. Esto abarca cualquier cosa, la comida pero también otros bienes que ellos poseen y otros muchos niños no, como el agua o los juguetes. Por lo tanto, este mensaje no debe ser entendido como una amenaza para los niños. Lo que deben entender es que se trata de un ejercicio de responsabilidad, para que en su día a día sean capaces de actuar con responsabilidad.

Cómo enseñar a los niños que la comida no se tira

Puedes utilizar diferentes formas para enseñar a los niños a no tirar la comida, no sólo cuando no se terminen su plato y obligarlos así a comer más. Para que ellos sean responsables, primero tienes que aprender tú misma a distribuir la comida de forma apropiada. Es decir, evita llenar excesivamente los platos si sabes que no se lo van a terminar.

Estos trucos te ayudarán en casa con los niños:

  • En lugar de servir los platos en la cocina, coloca la fuente en la mesa. De esta forma, cada uno se podrá servir una pequeña cantidad y quién quiera podrá repetir.
  • Controla los caprichos: Si el niño pide algo que después no se come, no le permitas que pida otra cosa diferente. Todos los niños pasan por esa etapa en la que comen más por los ojos que por la boca, lo que potencia los caprichos a la hora de las comidas. Evitar ese comportamiento es fundamental por muchas razones, pero especialmente por la responsabilidad de no tirar la comida.
  • Sé un ejemplo para tus hijos: De nada sirve que alecciones a tus hijos sobre la importancia de no tirar la comida, si cada día te ven tirar los restos de la comida o la cena a la basura. En su lugar, involucra a los niños en la cocina y enséñales a reutilizar la comida. Con cualquier resto puedes preparar platos diferentes, en este enlace encontrarás consejos de cocina de aprovechamiento.

Una buena forma de evitar que se tire la comida es, aprender a medir bien las cantidades a la hora de cocinar. Así como planificar bien las comidas semanales. Es una cuestión de responsabilidad, no solo para los niños, sino para todos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.