Cómo enseñar a mi hijo a hablar

enseñar a hablar
Para que tu hijo o hija comience a hablar hay que estimularle. Hay niños que necesitan más estimulación que otros, pero todos necesitan que se les hable. Algo que las madres hacemos de manera natural. Si le hablas mucho al bebé, aunque sea muy pequeño le estarás ayudando en la adquisición del lenguaje, más allá de sus primeras palabras.

Desde muy pequeños los bebés reconocen la voz de los padres, y el bebé empieza a producir sus primeros sonidos, como manera de comunicarse con vosotros. Prueba a repetir esos sonidos, y estableceréis una auténtica conversación de arrullos, gorgogeos y risas. Poco a poco irá diciendo sus primeras palabra y entenderá su significado. 

Recomendaciones para enseñar a tu hijo a hablar

enseñar hijo hablar

Los y las logopedas dan una serie de recomendaciones para enseñar a tu hijo a hablar. Pero, recuerda que el aprendizaje del lenguaje irá evolucionando según las diferentes etapas de desarrollo del niño. Nos hemos hecho eco de ellas, en particular seguimos a Cristina Municio, y te las trasladamos. Estas son:

  • Excepto en los momentos de juego, las madres deben dirigirse a sus hijos de forma clara y como a un adulto.
  • Se deben pronunciar y repetir siempre las palabras de forma correcta. Por ejemplo, el adulto debe decir la palabra perro y no el gua-gua
  • Si tenemos que corregir al niño, somos nosotras quienes debemos pronunciar correctamente la palabra, y no pedir al niño que la repita hasta que lo haga correctamente.
  • Lo más importante es que el niño sepa que le entendemos. Por tanto, tenemos que prestar atención a lo que quiere decir, aunque en muchos casos nos resulte fatigoso. 

Otras recomendaciones para ser activos en la comunicación es buscar tiempos de calidad con tu hijo. Hay que motivar al niños a hablar durante el juego, en sus actividades diarias y en las actividades conjuntas. Como en distintas ocasiones hemos repetido se aprende más desde la emoción.

Algunas ideas claves para generar el aprendizaje del habla

habla tanto

Te contamos ahora, algunas ideas claves que te pueden servir para enseñar a tu hijo a hablar. Sin embargo, hay que tener en cuenta que cada niño y niña es único y las condiciones en las que crece también lo son. Por cierto que es un mito que las niñas hablen mucho tiempo antes y mucho más que los niños.

Procura que tu hijo o hija sea el protagonista. Déjale espacio para la iniciativa, dale tiempo para explicar lo que quiere. No hay que dar clases magistrales en las que el niño solo escucha. Hay que generar dinámicas de interacción. Puedes recurrir a voces y personajes ficticios que hablan sobre ellos y cuentan historias. Tenemos que hacer que nuestros hijos participen en la conversación, tanto escuchando como diciendo cosas.

Para enseñar a tu hijo a hablar utiliza palabras que utilices en tu día a día, y que para el niño sean cotidianas. En las primeras etapas de la infancia, el aprendizaje se debe hacer en forma de un juego. Por ejemplo, si a tu hijo le gustan los animales, puedes hacer que estos sean los protagonistas de una historia en la que ellos participen haciendo preguntas y interpelando a los protagonistas.

Preguntas y felicitaciones para enseñar a hablar

Una táctica interesante para enseñar a tu hijo a hablar es estimularle con situaciones concretas. Es bueno ir preguntándole no sólo para que hablen, sino sobre lo que ellos han entendido. Así creas un mecanismo para que los niños pongan sus cinco sentidos en la interacción. De esta manera se contribuye a que los más pequeños escuchen, y además hablen.

Nunca se te olvide felicitar a tu hijo por sus avances. Muestra signos de alegría ante sus logros. En las etapas muy tempranas de la infancia esto funciona muy bien, porque el bebé crea sonidos asociados a las emociones positivas. Además refuerza la autoestima y favorece la implicación en el aprendizaje.

No obstante si detectas que algo no funciona bien consultar a un experto, en este caso un o una logopeda. No te dejes llevar por la creencia de que el niño ya madurará, esto impide abordar de forma preventiva dificultades que después se pueden complicar con el tiempo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.