Cómo enseñar a mi hijo comprension lectora

Niño leyendo en la cama

Cuando la comprensión lectora de un niño o una niña no es buena, puede generarles frustración y minorarles la confianza en sí mismos. Además puede provocar que su rendimiento académico baje. Pero esta dificultad se puede superar con la práctica regular. Enseñando a tu hijo o hija a mejorar su comprensión lectora, mejorarás una de las habilidades más importantes de todo estudiante.

Al enseñarles a leer de manera eficaz, tu hijo o hija puede desarrollar habilidades que mejorarán su comprensión lectora, su confianza y sus notas. También les generará mayor satisfacción a la hora de leer y estudiar. De todas formas, para enseñarles esta habilidad, es necesario saber qué es exactamente la comprensión lectora.

¿Qué es la comprensión lectora?

La comprensión lectora es la capacidad de leer una frase y comprender su significado. Es la capacidad de mirar palabras escritas y procesar el significado o las ideas detrás de ellas. Pero no es solo esto. La comprensión lectora es la capacidad de dar sentido a un significado general de palabras, oraciones y párrafos.

Teniendo esto en cuenta, es fácil ver la importancia que tiene saber leer correctamente. Aunque no nos demos cuenta, nos pasamos la vida leyendo y una buena comprensión nos facilita las cosas. Pero hasta que se consigue mejorar la comprensión lectora, hace falta tiempo y dedicación

¿Cómo mejorar la comprensión lectora de mi hijo?

La mayoría de los niños afirman que no les gusta leer y por ello no dedican tiempo a mejorar su comprensión lectora. Enseñarles la importancia de esta habilidad es fundamental para que se sientan motivados a aprender a leer de una manera más fluida y eficaz.

Para comenzar el proceso de mejorar esta habilidad hay que tener en cuenta los recursos de los que disponemos en casa. Por este motivo vamos a ver una serie de estrategias para ayudarles a mejorar fácilmente esta habilidad tan beneficiosa para su vida.

Estrategias para enseñar comprensión lectora a tu hijo

Niña leyendo en el sofá

Acércales a temáticas que les gusten

Una gran mayoría de estudiantes afirman que leerían más si encontrasen libros que les interesasen. Esto es muy significativo porque es lo más importante para que cualquier persona mejore su comprensión lectora. Por esto, si sabes los temas que interesan a tu hijo o a tu hija, será mucho más fácil ofrecerles un libro que le guste.

Evidentemente si le gusta el libro que tiene entre manos, será más difícil que lo abandone pues querrá saber más. Y, además, acudirá a él en momentos de ocio, algo importante para fomentar la afición a la lectura. No hay que olvidar que somos curiosos por naturaleza.

Leer en voz alta

Escuchar las palabras en voz alta ayuda a muchos niños y niñas a obtener una mejor comprensión de lo que están leyendo. Esto es así porque están más concentrados al tener que leer y pronunciar lo que están leyendo. Si son pequeños además mejorarán su pronunciación si tienen alguna dificultad de dicción con algún sonido o palabra concreta. Animar a tu hijo a leer en voz alta sin duda le aportará muchos beneficios.

Leer el índice o títulos del libro

Al ver el índice de un libro, o los títulos que contiene un tema, los estudiantes obtienen una descripción general de lo que van a leer. Esto hace que se sitúen en el tema sobre el que van a leer. Los títulos de los libros, ya sean de texto o de lectura, proporcionan información de lo que se va a leer.

Por tanto, con esta información los niños consiguen adentrarse mejor en el contexto del libro. Con un buen contexto previo a la lectura, la comprensión será mucho mejor porque su cerebro estará enfocado en ese tema concreto.

Releer lo que no quede claro

No siempre es suficiente una lectura para entender a la perfección un texto. Esto es algo que le puede pasar a cualquiera. Por tanto, si el niño o la niña piensa que algo de lo leído no lo tiene claro hay que animarle a que relea esa parte. Muchos niños y niñas pueden sentir vergüenza al pensar que por no haber entendido algo no son lo suficientemente inteligentes. Pero esto no es así. Hay muchos motivos por lo que un texto no puede ser claro en una primera lectura, y no hay que sentir vergüenza por leer algo dos veces, o las que sean, hasta que se comprenda bien.

Releer estas partes más confusas ayuda al niño o la niña a tener una imagen más completa del conjunto del libro. A medida que vaya mejorando su comprensión lectora, esta estrategia será cada vez menos necesaria.

Niña leyendo con el dedo

Usar una regla o el dedo para seguir la lectura

Algunos niños y niñas tienen problemas para separar las líneas de texto, ya sea por dislexia u otro problema. Sea cual sea el motivo, usar una regla u otro tipo de indicador que destaque la línea que se lee ayudará a centrarse mejor en las palabras que lee.

Averiguar el significado de las palabras desconocidas

Buscar en un diccionario las palabras que no conoce de un texto le ayudará a ampliar su vocabulario. Así, cuanto más amplio sea su vocabulario, con más fluidez leerá en el futuro. 

Una vez terminado el tiempo de lectura, puedes preguntar a tu hijo o hija sobre aquello que ha aprendido durante su lectura. También puedes preguntarle sobre su progreso, es decir, si había muchas palabras desconocidas, o partes que le hayan parecido confusas.

Puedes preguntarle también sobre su opinión para planificar futuras lecturas. De esta manera se sentirá partícipe, eligiendo lo que quiere leer lo hará por placer y no por imposición. Lo más importante es que disfrute de la lectura y que lo vea más como un juego o algo interesante que como una obligación o imposición.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.