Cómo enseñar a tu hijo a andar

Cómo enseñar a tu hijo a andar

Si te has preguntado alguna vez cómo serán sus primeros pasos, tienes que saber que si está a punto de cumplir su año de vida quizás esté intentando ya posicionarse de manera natural en dar sus primeros pasos.

Hay algunos tan pioneros que con 9 meses lo tienen ya superado y otros incluso superando el años no empiezan a desarrollar sus primeros intentos. Si llegado un punto dónde descubres que el niño ya intenta hacer sus primeros esfuerzos, los padres siempre podemos animar y estimularlos, pero a un ritmo muy tranquilo, sin presionarlos.

Cómo son la fases hasta que comienza a andar

La mayoría de los bebés comienzan gateando, y digo la mayoría, porque otros no han conseguido esta habilidad, la han conseguido después de andar. Es una tarea desafiante ya que el bebé intentar coger ciertas destrezas que pueden permitirle alcanzar muchos objetivos.

Intentará hacer amagos de sostenerse en pie, irá sujetándose en cualquier punto de apoyo y usará las piernas para poder dar esos pequeños pasos. Pronto descubrirá que puede alcanzar otro tipo de habilidades y su siguiente paso será caminar de un mueble a otro sin ningún tipo de sujeción.

Cómo este tipo de medidas tampoco están muy bien garantizadas, debemos permitir que los niños lo hagan con la misma garantía que nosotros se lo estamos ofreciendo, debemos cuidar de todos los sobresalientes de los muebles y cubrirlos para que no sean un problema para cualquier golpe que pueda sufrir con alguna pequeña caída.

La mayoría de los niños comienzan a caminar de forma natural, la edad comprendida para este proceso suele estar comprendida entre los 10 y 18 meses, es entendido que la mayoría de los padres ven necesario ayudarles a caminar cuando han alcanzado el año de edad. No está demás poder estimularlos y animarlos, pero sí que es importante no presionar la situación.

Cómo enseñar a tu hijo a andar

¿Cómo se les puede enseñar?

  • Darle confianza. Cuando el niño finalmente comience a ponerse de pie y a tener una buena coordinación entonces podemos animarle a caminar. Siempre hay que tener una actitud juguetona, sosegada y tranquila, que el niño note seguridad.
  • Darle seguridad. Si queremos estimularle podemos hacer que confíe en apoyarse en muebles u objetos en su recorrido, nosotros también seremos su gran apoyo, podemos sujetarlos por debajo de sus brazos y guiar sus primeros pasos. Tomar su manos es una buena idea pero tiene menos seguridad ya que pueden hacerse daño en las muñecas.
  • Fortalece su equilibrio. No debes dudar en practicar sus pasos con los pies descalzos, la masa muscular de sus pies y tobillos deben de tonificarse y la planta de sus pies tienen que desarrollarse. Si tiene que estar en un lugar con algún tipo de calzado siempre hay que elegir el que contenga una suela suave y flexible y con unas plantillas diseñadas para el correcto desarrollo del arco del pie, tampoco elijas un calzado demasiado estrecho es importante que sea amplio para que los dedos del pie tengan movilidad.

Cómo enseñar a tu hijo a andar

  • Ofrécele un lugar de apoyo. Es muy buena idea conseguir algún mueble que pueda servir de soporte, hay andadores que pueden utilizarse como muy buena herramienta y objetos cotidianos que podemos tener en casa.
  • Tras el gateo su desarrollo psicomotor avanza de manera intuitiva y ellos de manera voluntaria nos darán pistas de cuando quieren comenzar a andar. Siempre podemos invitar a que empiecen a dar sus primeros pasos.
  • Mantén siempre una sonrisa. Si tu hijo se frustra con la caídas y se pone a llorar nunca dejes que se venga abajo, ofrécele tu mejor sonrisa y quítale importancia en su tropiezo. Siempre tenemos que darles esa seguridad que les va a venir muy bien, y animarles a que lo vuelvan a intentar.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.