Cómo enseñar a tu hijo a ser independiente

Fomentar la autonomía en los niños es un punto muy importante de su desarrollo. Desde que apenas llegan a este mundo, el bebé vive a base de nuevos descubrimientos, de logros en su desarrollo que marcarán su futuro. Cada nuevo desafío logrado marca un hito en el crecimiento del bebé. Y para muchos de estos aspectos existen marcadores que te ayudan a visualizar las metas logradas.

Pero existen otras cuestiones que también son importantes en el desarrollo infantil, mucho más complicadas de gestionar ya que se refieren a las cuestiones emocionales. La independencia y la autonomía son dos de las cuestiones más complicadas de sobrellevar.

Por una parte, hay que luchar contra el miedo de que el bebé pueda hacerse daño. Por otra, la sensación de pérdida del bebé cuando este quiere descubrir el mundo por si mismo, aunque sea a la tierna edad de 2 años. Pero es muy importante que los padres y las madres fomenten la autonomía de los niños. De lo contrario, podrían interferir gravemente en el desarrollo emocional del pequeño.

Cómo gestionar la autonomía

La autonomía no es una característica que se adquiera de nacimiento, a lo largo del crecimiento del niño y de su propio desarrollo la irá logrando poco a poco. Es alrededor de los 2 años cuando los niños comienzan a ser conscientes de que pueden hacer las cosas solos. En ese momento quieren investigar, coger cualquier cosa, tomar el agua del vaso y agarrar la cuchara para comer ellos solos.

Esto no es exactamente igual para todos los niños, por supuesto, pero con sus pequeñas diferencias es lo habitual. Hay niños más precavidos que enseguida conocen la sensación del miedo y la precaución y hay otros que no ven en miedo y se lanzan al vacío.

Cuál es tu papel como madre o padre

Es fundamental que te adaptes a la personalidad de tu hijo, tanto si es un niño aventurero como si no lo es. Fomentar su independencia está muy bien y es necesario, pero siempre teniendo en cuenta las emociones y las capacidades del niño.

Ser independiente conlleva muchos riesgos y tu como madre o padre quieres evitarlos a toda costa. Pero como en todo, es una cuestión de equilibrio, ni tienes que permitirle que haga todo lo que quiera, ni tampoco prohibirle hacer cualquier cosa.

Permite que tu hijo explore y descubra sus capacidades, poco a poco irá adquiriendo nuevas habilidades que le ayudarán en su desarrollo emocional. La independencia es muy importante tanto para el crecimiento de tu hijo, como para ti como madre o padre. La educación también se basa en el otorgar responsabilidades en los hijos, adaptadas siempre a su edad y sus posibilidades.

¿Qué puedes hacer para fomentar la autonomía de tu hijo?

  • Primero debes aceptar que tu hijo está creciendo y que cada vez dependerá menos de ti y eso es algo bueno y positivo. Para ello tendrás que ser muy paciente ya que ser autónomo no se consigue de la noche a la mañana.
  • Cuando el niño muestre interés por hacer algo él mismo, permite que lo haga aunque te lleve el doble de tiempo. Si quiere ponerse los zapatos solo, deja que lo haga y anímale mostrando que lo está haciendo muy bien. Se sentirá orgulloso y motivado para hacerlo cada vez mejor.
  • Deja que coma solo y si es lo que quiere. Cuando dispongas de tiempo como en la cena o en la merienda, permite que el niño coma solo. Quizá se manche mucho y tarde el doble de tiempo, pero de nada servirá que le quites la cuchara y se lo des tu. Lo único que conseguirás es que el niño se vuelva dependiente y que se coarte de volver a intentarlo.
  • No frustres sus intentos, aunque creas que quiere hacer algo imposible. Es preferible que le animes, que estés a su lado y le indiques que le ayudarás cuando te lo pida.
  • No respondas por el, cuando alguien le pregunte su nombre o su edad, permite que hable aunque se tome su tiempo.

Tareas que puedes otorgar a tu hijo para fomentar su independencia

  • Poner los elementos menos peligrosos de la mesa, como los cubiertos, servilletas o el pan.
  • Elegir y preparar su ropa para el día siguiente, aunque a ti no te guste.
  • Organizar y guardar sus juguetes de la forma que quiera

Poco a poco se sentirá más seguro, orgulloso de sus logros y deseoso de hacer nuevas cosas y nuevos desafíos. No te sientas triste por ver que tu hijo está creciendo, es un aspecto muy positivo para su desarrollo y su futuro.


Categorías

Consejos

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.