Cómo enseñar dos idiomas a un bebé

Hoy en día es fundamental aprender idiomas, se tenga la edad que se tenga. Por eso, uno de los temas de discusión de una pareja ante la llegada de un bebé es este. Como de sobra es sabido, los niños aprenden muy rápidamente, a menor edad más facilidad de aprendizaje. De ahí que los padres quieran que sus hijos aprendan idiomas cuanto antes. Ese aprendizaje muchas veces comienza en cuanto el bebé llega al mundo, especialmente si las lenguas nativas de los padres son distintas, o viven en un país extranjero.

Se ha discutido mucho sobre si criar a un hijo de manera bilingüe es beneficioso o perjudicial para él o ella. Se tenía la idea de que enseñar dos idiomas al mismo tiempo podía confundir al bebé o que le podía causar retrasos en su aprendizaje. Estas ideas negativas se han ido demostrando como incorrectas a medida que se ha ido estudiando el tema en diversas investigaciones.

Beneficios de enseñar dos idiomas a un bebé

madre y bebé con libro

Sin duda, uno de los grandes beneficios para los niños es que, si son hijos de padres de diferentes nacionalidades, tendrán la oportunidad de poder comunicarse con todos los miembros de la familia sin necesidad de un traductor. Veamos más beneficios para los niños:

  • Les hará conscientes de la amplitud del mundo y de su gran variedad de lenguas y culturas. Les abrirá la mente.
  • Está demostrado que las personas bilingües tienen más facilidad para aprender otros idiomas, una cualidad muy beneficiosa para su futuro, tanto personal como laboral.
  • Su educación cultural será más amplia, al entender obras en sus idiomas originales.
  • Neuroplasticidad, es decir, se tendrá un cerebro más flexible para adaptarse a los cambios debidos a nuevos conocimientos. Las redes neuronales serán más activas a la hora de relacionarse unas con otras.
  • Está demostrado que las personas bilingües tienen un inicio más tardío de la enfermedad del Alzheimer, comparados con los monolingües.

¿Cómo dar una educación bilingüe a tu bebé?

niña hablando

Cuando se trata de enseñar dos idiomas a un bebé, no existe un método único para todos. Se trata de encontrar lo que funciona mejor para vuestra situación personal. Existen tres métodos para criar niños bilingües que parecen ser los más populares, por lo que nos centraremos en ellos y en cómo pueden apoyar el desarrollo para tu hijo o hija.

  • Una persona, un idioma. Este método consiste en que cada padre habla al niño o la niña en un idioma diferente. Por ejemplo, si la madre es española le hablaría en español y el padre irlandés le hablaría en inglés. Este método es válido incluso si se vive en un país que tenga otro idioma, en Francia, por ejemplo. En este último caso, el niño o la niña aprendería tres idiomas al mismo tiempo de manera natural.
  • Idioma minoritario en el hogar. Esto quiere decir, que al vivir en un país extranjero, el núcleo familiar hablaría su idioma nativo en casa, dejando el aprendizaje del idioma mayoritario para fuera de casa. Por ejemplo, si una pareja española vive en Alemania, dentro de su casa hablarían español con su hijo o hija, mientras que fuera de casa se utilizaría solo el alemán.
  • Tiempo y lugar. Este método se utiliza normalmente en las escuelas bilingües, en las que, por ejemplo, por la mañana se habla en un idioma y por las tardes en otro. Otra manera aplicable en casa sería hablar lunes, miércoles, viernes y domingos en el idioma minoritario; y martes, jueves y sábados en el idioma mayoritario.

Combinando métodos para enseñar dos idiomas a un bebé

niño pequeño con libro

Cada uno de los métodos descritos se pueden combinar dependiendo de lo que sea más apropiado para la situación. También son métodos adecuados para que el bebé aprenda más de dos idiomas. Como se dice coloquialmente, “los niños son como esponjas” ya que absorben los conocimientos con una facilidad que muchos adultos envidiamos. 

No obstante, e independientemente del método que se elija, el bebé necesitará la mayor cantidad posible de información y apoyo constante en cada idioma. A medida que vaya creciendo, sus necesidades serán diferentes, y tendréis que adaptaros para que no pierda interés en su aprendizaje. De lo que no cabe duda, es que este aprendizaje natural de dos idiomas (o más), solo le aportará beneficios.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.