Cómo enseñar el calendario lunar a los niños

El ciclo lunar para niños

Los niños son curiosos por naturaleza y esto provoca que en muchas ocasiones pregunten cosas difíciles de explicar. El cielo y toda su inmensidad, es una inagotable fuente de curiosidad para los pequeños, se preguntan cosas sobre las estrellas, el sol, las nubles o la luna. Y precisamente sobre esto último, sobre los cambios de la luna, los niños sienten verdadera curiosidad.

Para poder explicar correctamente este tipo de cuestiones, es necesario tener al menos unos conocimientos básicos. E incluso, es necesario saber adaptar la respuesta al conocimiento y comprensión de los niños. Porque muchas veces la explicación que como adultos conocemos, es demasiado complicada como para poder hacérsela entender a los niños. Por este motivo, a continuación encontrarás una pequeña explicación del calendario lunar para los niños.

El calendario lunar para niños

el calendario lunar

Para ayudarte en esta explicación, es aconsejable que utilices algún material que te sirva de apoyo visual, como unas pequeñas pelotas de plastilina. De esta forma, podrás recrear el movimiento de la Luna, la Tierra y el Sol para crear así un ciclo lunar fácil de entender. También puedes hacer dibujos, aunque será algo más complicado de entender si los niños son pequeños.

Lo primero que hay que explicarles a los niños, es que la Luna es el único satélite de la Tierra, lo que significa que gira alrededor del planeta donde todos vivimos. A su vez, a Tierra gira entorno al Sol y de ese movimiento surge el ciclo lunar, que dura alrededor de 29 días. Durante el ciclo lunar, la forma en que se ve la Luna cambiará en función de la posición en que se encuentre con respecto a la Tierra y esta al Sol.

Cómo utilizar las bolas de plastilina

Llega el momento de usar las bolas de plastilina o el dibujo si es que prefieres esta opción. Al explicar cada fase lunar, tendrás que ir colocando cada bola en su posición. Dejando el Sol en un lado y colocando la bola que hace de Luna en su posición entre la Tierra y el Sol en cada caso.

  • La Luna Nueva: Esta es la fase de la Luna que menos se ve, puesto que se encuentra situada detrás de el Sol y por eso no se deja ver. Para crear la representación de esta fase lunar, puedes hacer una luna de un color del cielo en la noche, oscuro y colocar la bola detrás del Sol. De esta forma, los niños entienden que la Luna en esta fase no se puede ver porque está «escondida» detrás del Sol.
  • Luna creciente: Esta fase dura entre 19 y 30 horas, lo que permite que la Luna pueda verse en esta fase desde muchos ángulos diferentes. El tamaño de la Luna en esta fase es muy pequeñito, utilízalo para crear una bola de plastilina pequeña, colócala en una posición donde pueda verse desde diferentes posiciones. Los niños pueden moverse alrededor de la mesa para observar cómo en este caso, la Luna no está escondida.
  • El cuarto creciente: Durante esta fase, la Luna se encuentra entre la Tierra y el Sol formando un ángulo de 90º. Es decir, lo que se ve de la Luna es una pequeña porción con forma de plátano. Esta es la forma en que los niños suelen dibujar la luna, con forma de C. Pero en el cuarto creciente la C debe estar invertida para encontrarse en su posición real.
  • La Luna llena: Es la forma más fácil de crear en pasta de moldear, ya que es el momento del ciclo en el que la Luna se ve en su forma completa.
  • El cuarto menguante: La Luna va girando y va cambiado de posición con respecto al Sol. Cuando está en cuarto menguante está formando un ángulo recto al igual que cuando está en cuarto creciente, pero hacia el otro lado. Es decir, La Luna tiene exactamente la forma que los niños usan para dibujarla, como un plátano o una rodaja de sandía.
  • La Luna negra: De nuevo comienza un ciclo lunar y todo vuelve a empezar desde el principio.

La representación con las bolas de plastilina o con los dibujos, te ayudará a explicar el calendario lunar. Este fenómeno que cada día se puede observar en el cielo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.