Cómo enseñar el valor del respeto en niños

El respeto es uno de los valores más importantes que tenemos las personas. En muchas ocasiones se dice que se ha perdido el respeto, que los jóvenes de ahora no respetan a los demás, ni a las cosas ni a los sentimientos ajenos. No se si será cierto o no, pero lo que está claro es que los valores son algo que se enseñan, no nacemos con ellos. Por eso es tan importante que los padres sepan que valores quieren dar a sus hijos y cómo hacerlo. Hoy os mostramos cómo enseñar el valor del respeto en niños.

Valores en niños

Como ya os conté en el artículo “La importancia de educar en valores” los padres tienen un papel fundamental en la educación de los valores. Solemos relacionar la palabra educar con la escuela, pero muchos de nuestros aprendizajes los haremos en nuestro hogar con las personas más allegadas.

Desde bien pequeños somos como esponjas que absorbemos todo lo que está a nuestro alrededor. Aprenderán no solo lo que tú les expliques y recuerdes, sino también lo que ven. Cómo nos relacionamos con los demás, como tratamos al resto y también cómo hablamos de otras personas.

El respeto es la base para tener una buena convivencia tanto en nuestro círculo cercano como en la sociedad en general. Permite que las personas se relacionen entre ellas desde el respeto mutuo, respetando los derechos propios y ajenos. Para ello es necesario tener una buena autoestima para no permitir que se vulneren nuestros derechos, una buena asertividad para expresarlos de manera correcta sin dañar al otro, tener una buena empatía para saber ponernos en la piel de los demás y conocer cuáles son nuestros derechos.

Veamos unos consejos sobre cómo ponemos enseñar el valor del respeto a los niños desde bien pequeños.

Cómo enseñar el valor del respeto a los niños

  • Dar ejemplo. Como vimos antes, los niños aprenden también por observación. Analiza como tratas a los demás, como hablas de ellos y si respetas o no a otras personas. Es normal tener discusiones pero debemos enseñarles a cómo mostrar nuestros sentimientos y deseos a los demás sin faltar el respeto.
  • Trabaja su empatía. La empatía es una habilidad que nos permite ponernos en los zapatos de los demás. Como vimos antes es muy importante para enseñar el valor del respeto. Puedes hacerle preguntas que le hagan reflexionar sobre cómo se pueden estar sintiendo los demás. Podéis leer el artículo “3 claves para trabajar la empatía en niños” para saber más sobre el tema.
  • Enséñale a hablar con educación. Es una señal de respeto y educación básicas. Si instauramos estas conductas en casa, lo normal será que cuando salgan lo hagan de forma natural. Acostúmbrale a decir por favor, gracias, lo siento, buenos días…Enséñale que es una forma de respeto, y hazlo también con ellos para que vean como se hace.
  • Muéstrale como ser más asertivo. La asertividad es la manera de comunicar a otros nuestros pensamientos de forma adecuada, sin faltar al respeto a nadie. Los niños no tienen mucha tolerancia a la frustración, por lo que es conveniente hacerles saber que no podrán tener siempre todo lo que pidan. Pero que también es importante que sepan expresar sus emociones y pensamientos de forma adecuada, sin exigencias. Podéis leer también el artículo “Cómo fomentar la asertividad en niños” si queréis saber más sobre la asertividad.
  • Establece unas normas de convivencia en casa. En la sociedad también hay unas normas de convivencia para que todo vaya bien, y en casa no puede ser menos. Los miembros de la familia deben respetar dichas normas para el respeto común y el propio.
  • Respeta sus decisiones. Es importante hacerle saber que sus opiniones y decisiones también cuentan aunque sea un niño. Que se tienen en cuenta y consideración para la toma de decisiones importantes, lo que mejora su autoestima y autorreconocimiento.

Porque recuerda… el respeto es básico para una convivencia sana tanto en casa como en la sociedad.


Sé el primero en comentar