¿Cómo enseñar historia del arte a los niños?

Enseñar historia del arte a los niños

Enseñar historia del arte a los niños implica enseñarles la creatividad del ser humano, cómo han cubierto sus necesidades a lo largo del tiempo, un mundo donde cada cultura expresa su momento. Conocer la historia del arte implica conocer la cultura de un lugar y momento determinado. 

Y, además, el arte es mucho más, con el arte aprendemos a expresarnos, aprendemos sobre matemáticas, bellas artes, mitología, arquitectura, cine, música, carpintería, albañilería… la historia del arte es multidisciplinar y con ella aprendemos sobre el mundo y los humanos.

¿Cómo enseñar historia del arte a los niños?

Hasta ahora ha quedado claro que la historia del arte es mucho más que ver un cuadro, pero ¿Cómo podemos enseñar la historia del arte a los niños? Una cosa fundamental ante cualquier materia que queremos que nuestros hijos aprendan es que vean que nosotros dedicamos tiempo a esa materia. Un ejemplo muy bueno lo tenemos en la lectura, si nuestros hijos nos ven con libros, tarde o temprano nos imitaran, si ven que vemos la tele también la verán y un largo etcétera.

Por lo tanto si viajamos y vemos templos, monumentos, arquitecturas, esculturas, si escuchamos música variada en casa (no solo actual), si vemos cine, series, si leemos libros que hablan de arte… estaremos dando un paso importante para que nuestros hijos aprendan todo lo relacionado con la historia del arte.

Niña paseando de la mano de sus padres.

Acercar a los niños a la historia del arte

Conocer la historia del arte próxima

Es posible que nos guste el arte, nos guste viajar, pero no lo hagamos tanto como querríamos.. acercarnos a la historia del arte a veces no implica viajar a otros sitios, igual podemos viajar por nuestra propia ciudad o pueblo, contarles a nuestros hijos la historia que tiene el lugar donde vivimos. El porqué de los monumentos que hay, seguro que hay esculturas con historia detrás, castillos, murallas medievales, torres, museos, poblados romanos, celtíberos, juderías, dinosaurios… Mejor empezar recorriendo nuestras calles para ver la historia detrás de la arquitectura.

Al mismo tiempo, podemos convertir esta experiencia de conocer el sitio donde vivimos en una aventura, por ejemplo, aprender qué es el arte románico o el gótico y luego dando una vuelta ir reconociendo esa estética, o el arte mudéjar, o el islámico, o el barroco, o el modernista… aquello que donde tengamos en donde vivimos. Y si podemos acompañar todo eso de leyendas, todavía mejor.

Aprender a crear arte

Quizá nuestros hijos tengan interés por algún tipo de arte: música, pintura, escultura, etc.. Si notamos este interés siempre podemos incentivarlo, apuntarlo a clases, o ayudarles a trabajar eso en casa si nosotros tenemos conocimientos de ese arte en concreto. Así aprenderán a expresarse, a crear, y a saber lo que hay detrás de las obras, cómo se realizan.

crear arte

Libros, películas y series

Los libros, adaptados a la edad de nuestros hijos o no, son una gran herramienta. Los libros sobre arte están plagados de imágenes que podemos enseñar y comentar a nuestros hijos.

Hay películas y series sobre artistas destacados, sobre épocas concretas como la medieval donde se pueden ver recreaciones de esas épocas, cualquier cosa que nos acerque a la cultura de una civilización está ayudando a crear interés sobre la historia del arte.


Leyendas y mitos

Las leyendas y los mitos han sido unos grandes protagonistas a lo largo de la historia del arte. Si a nuestros hijos les gustan las historias, podemos contarles leyendas y mitos (siempre teniendo en cuenta que sean adecuados para su edad). Estos relatos podemos acompañarlos de imágenes que sean obras de arte. Podemos ver por ejemplo una obra de arte sobre mitología griega y a raíz del cuadro contar la leyenda que se refleja ahí.

Mitos y leyendas para niños

Museos y visitas guiadas

Los museos y realizar visitas guiadas son otra forma perfecta de que los niños aprendan sobre un lugar no conocido. Hay un montón de opciones y siempre hay buenos profesionales preparados para contar la historia de un lugar y explicar su arte a la gente interesada por conocerlo. Escoge, eso sí, estos sitios según los intereses de los pequeños, quizá.. ¿un museo paleontológico? o quizá prefiera una pinacoteca.

Poco a poco conforme vayamos creando ese gusto por el arte podremos ir ampliando a otros estilos, lugares y culturas para enriquecer la formación de historia del arte en nuestros hijos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.