Cómo se desarrolla el cerebro de tu bebé

Las dimensiones del canal del parto limitan en gran medida el volumen del cerebro del bebé recién nacido de tal forma que éste, es el órgano menos formado cuando nacemos.

A diferencia de otros órganos del cuerpo que únicamente van aumentando de tamaño con el paso de los años, el cerebro además de crecer de manera notoria sufre una gran transformación interna.

El cerebro de tu bebé está formado por un gran número de neuronas. Algunas de estas neuronas están asociadas genéticamente a funciones vitales básicas como respirar o succionar.

Sin embargo hay neuronas que no están activadas en el momento del nacimiento y que con el tiempo, van a ir conectándose entre sí formando una extensa red. Este complejo circuito es el que en un futuro hará posible realizar procesos más complejos como por ejemplo el habla. Según los expertos el cerebro de un adulto puede llegar a tener unos cien billones de interconexiones neuronales.

¿Genética o ambiente?

La configuración del cerebro y de todo el sistema nervioso viene determinada genéticamente.

No obstante el entorno es de vital importancia en el proceso de formación de las redes neuronales cerebrales. Todos los estudios recientes confirman que lo más importante para un correcto desarrollo del cerebro de los bebés es el amor.

La estimulación y la experimentación son básicos durante los primeros años de vida ya que son las claves del desarrollo cognitivo, linguístico y emocional del bebé. Los estímulos externos recibidos son los responsables directos de la formación de las redes neuronales. Los circuitos neuronales se van reforzando a través de la repetición.

Formas de estimulación temprana para el cerebro del bebé

Si te preguntas cómo puedes influir positivamente en el desarrollo neuronal de tu bebé, debes saber que actualmente los niños reciben un gran número de estímulos aunque a veces no seamos conscientes de ello.

Nuestros bebés e hijos pequeños escuchan nuestra música, se relacionan con otros niños en el parque, van en coche, nos escuchan hablar, etc. Todo esto son estímulos para ellos.

Aun así puedes ayudar a tu bebé potenciando sus sentidos de diferentes formas. Estas ideas te pueden ayudar:

  • Hablar con tu bebé desde el momento de su nacimiento.
  • Poner a su alcance materiales de diferentes tamaños, formas y texturas para jugar y experimentar.
  • Estimular el sentido del tacto a través un masaje.
  • Leer un cuento en voz alta.
  • Escuchar diferentes tipos de música (clásica, jazz, pop, etc.)
  • Cantar.
  • Facilitar el aprendizaje de algún idioma diferente al materno.


Categorías

El bebé

Mamá orgullosa de un chico en plena adolescencia. Enamorada de la vida y la naturaleza. Amante de la literatura, la fotografía y la danza desde mi infancia. Autodidacta por naturaleza y con infinitud de proyectos con los que sueño despierta. Especializada en psicología infantil, mi profesión es mi pasión. Siempre me ha sorprendido la curiosidad de los niños por el descubrimiento y su potencial creativo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.