Cómo es el parto

El parto

Para cualquier persona que no ha pasado por ello, saber cómo es el parto es algo que puede crear mucha curiosidad. Aunque cabe decir que cada parto es totalmente diferente, único y especial, existen ciertas coincidencias que se comparten de forma general. La más importante es que sin duda, el momento del parto es la cita más importante de la vida de cualquier mujer, porque al terminar, conocerás a la persona más importante de tu vida.

El parto puede ser muy largo o muy corto, nunca se sabe y por ello lo mejor es no tener altas expectativas. Puedes hacerte un plan, puedes pensar cómo te gustaría que fuese, hablar con tu ginecólogo y trazar un posible plan para tenerlo todo algo más controlado. Pero lo cierto es que una vez llegado el momento, todo puede cambiar repentinamente, por lo que es esencial que estés preparada para cualquier circunstancia que pueda darse.

En qué consiste el parto

Cómo es el parto

El parto se divide en tres fases que son, la dilatación, el periodo expulsivo y el alumbramiento. El proceso puede alargarse durante muchas, muchas horas, aunque no es una norma, ya que en cada caso las circunstancias serán totalmente diferentes. En cualquier caso comienza con la dilatación del cuello del útero, que ocurre cuando se producen las contracciones de parto.

Aunque es posible que esperes romper aguas como ocurre en las películas, esto no siempre es el desencadenante del parto, aunque sí lo condiciona. Es decir, una vez que se rompe el saco amniótico y se empieza a perder el líquido, el bebé deja de recibir nutrientes. Por otra parte, el saco amniótico puede romperse o sufrir una fisura mucho antes de que el bebé esté preparado para nacer. Y es por ello que en ese momento se debe acudir al hospital para que los especialistas valoren si es necesario comenzar con el trabajo de parto o no.

Por lo tanto, el parto comienza con las contracciones y ensanchamiento o dilatación del cuello del útero y termina con la expulsión de la placenta. Entre medias de todo este proceso, llegará el momento de traer al mundo al bebé y terminará con el alumbramiento. ¿Quieres saber algo más sobre lo que ocurre en cada una de las fases del parto? Te lo contamos todo para que puedas hacerte una ligera idea de cómo será tu parto.

El periodo de dilatación

Esta es la fase más larga de todo el parto, en la mayoría de los casos. El periodo de dilatación puede alargarse durante muchas horas, porque es necesario que el cuello del útero dilate hasta los 10 centímetros para que la cabeza del bebé tenga la posibilidad de salir. Tu médico te dará indicaciones sobre cómo y cuándo debes acudir al hospital una vez comienzan las contracciones, por ello, es muy importante realizar el curso de educación maternal.

La fase de expulsivo

Dar a luz

Después de mucho esfuerzo, dolor de contracciones y un proceso generalmente largo, llega el momento más especial de todo el parto. La fase de expulsivo o los pujos para dar a luz. En este momento ya estarás dilatada de 10 centímetros y estarás preparada para empezar a empujar. La ginecóloga o matrona será quién determine si ya ha llegado el momento y te explicará cómo lo tienes que hacer.

El alumbramiento

El parto termina con el alumbramiento, que es como se conoce al proceso de expulsión de la placenta, los restos del cordón y las membranas que unían el saco amniótico a tu cuerpo. El alumbramiento comienza cuando nace el bebé y termina cuando tu cuerpo expulsa todo lo mencionado. Este proceso todavía puede alargase durante bastante tiempo, aunque si el parto transcurre con normalidad, probablemente lo pasarás con tu bebé para favorecer que tu cuerpo continúe con la fase expulsiva. Algo que ocurre gracias a la oxitocina, que es la hormona que produce las contracciones.

Estos son las fases del parto y cómo suele transcurrir el proceso desde que comienzan las contracciones de parto, hasta que termina con el alumbramiento. Aunque es normal que genere preocupación y temor, debes confiar en la capacidad de tu cuerpo, que sin duda, te sorprenderá.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.