Cómo es un niño emocionalmente inteligente

nena emocionalmente inteligente

Quizá desde que tus hijos nacieron te has preocupado por criar a niños que sean emocionalmente inteligentes. Ahora que son algo más mayores (pero siguen siendo pequeños), no sabes si lo has estado haciendo bien o si tus hijos nunca fueron emocionalmente inteligente (o siempre lo fueron).

A continuación vamos a explicarte algunas de las características que tienen los niños que son emocionalmente inteligentes.

Niño emocionalmente inteligente

Así es cómo son los niños emocionalmente inteligentes:

  • Sienten y reconocen las emociones
  • Aprenden de lo que sienten
  • Es empático y entiende los sentimientos de los demás (y los acepta)
  • Pone nombre a sus emociones
  • Acepta los límites y en lugar de centrarse en la frustración intenta resolver los problemas

Aun teniendo todo esto en cuenta, debes saber que los niños que son emocionalmente inteligentes, tendrán días mejores y días peores. Como cualquier adulto. Como padre o madre que eres, es importante que siempre que tengas tiempo y siempre que sea necesario es importante que te sientes con tus hijos a conversar.

Enseña a tu hijo a ser emocionalmente inteligente

En un mundo ideal, siempre tendríamos tiempo para sentarnos y hablar con nuestros hijos a medida que surgen sentimientos. Pero para la mayoría de los padres, esa no siempre es una opción. Es importante, por lo tanto, designar una hora, preferiblemente en el mismo período cada día, en que puedas hablar con tu hijo sin presiones de tiempo o interrupciones.

El coaching emocional no es una panacea. No tiene poderes mágicos de Harry Potter para convertir a tu pequeño demonio en un angelito. Todavía habrá arrebatos. Aún necesitarás disciplina y límites. Pero con el tiempo crearás un vínculo más estrecho con tu hijo y te ayudará a desarrollar una habilidad que os beneficiará el resto de vuestra vida.

Lo que la mayoría de los padres quieren más que nada es que sus hijos sean felices. ¿Qué es la felicidad? Una emocion. Entonces les enseñarás a ir al baño. Y la escuela les enseñará a pensar. Pero más que nada, no olvides enseñarles cómo sentirse.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.