Cómo estimular sensorialmente a un bebé

Los bebés son como pequeñas esponjas que absorben todo a su alrededor. Gracias a una buena estimulación sensorial temprana podemos ayudarle a mejorar en su desarrollo y aprendizaje. Podemos conseguirlo gracias a juegos y actividades que podemos hacer en casa. Veamos cómo podemos estimular sensorialmente a un bebé.

¿Qué es la estimulación sensorial?

Nosotros aprendemos el mundo a través de nuestros sentidos (olfato, oído, vista, gusto y tacto), y nuestra maduración cerebral se irá estimulando a raíz de nuestra interacción con nuestro entorno. La estimulación sensorial en bebés consiste en desarrollar sus habilidades y capacidades trabajando en sus sensaciones. Esto se logra a través de juegos, ejercicios y actividades donde se les expone a múltiples estímulos diferentes (multisensorial) o a uno solo a la vez (unimodal o unisensorial). Los niños irán interactuando con el mundo, jugando, descubriendo, explorando y disfrutando de sus sentidos.

Es importante que durante sus primeras etapas del desarrollo les ofrezcamos oportunidades para explorar el mundo y conocerlo por si mismo. Es la mejor manera de conocerse a sí mismo y a lo que le rodea.

¿Cuáles son los beneficios de la estimulación sensorial en bebés?

Los beneficios son muchos, mejorando sin lugar a dudas la vida de tu bebé. Su cerebro estará más activo a los elementos externos, mejorará su autoconocimiento, estimula su pensamiento, mejora su coordinación y concentración y mejora su bienestar emocional, físico y social. Nos permite ser partícipes de su desarrollo y crecimiento, y darle las mejores oportunidades para que se desenvuelva de manera óptima con los demás y consigo mismo.

Veamos cómo podemos conseguir estimular sensorialmente a un bebé de una forma sencilla, desde casa o en sitios habituales y sin tener que gastar casi nada.

Cómo estimular sensorialmente a un bebé

No es necesario gastarse una fortuna en juguetes especiales ni en aparatos que nos prometen que mejorará al desarrollo de nuestros hijos. Con cosas cotidianas del día a día podemos ayudarle a su estimulación temprana.

Lo ideal es que para bebés de menos de 2 años se trabaje un sentido a la vez, y para mayores de 2 años podemos trabajar más de sentidos de forma simultánea. Veamos como podemos hacerlo.

Con masajes

Los masajes son una forma muy buena de estimulación sensorial para los bebés. A través del sentido del tacto dejamos que el bebé sienta nuestras caricias. Además le relajará y es un momento muy bonito de conexión con tu bebé.

Si quieres ver consejos para sacar el máximo provecho de este momento de masaje con tu bebé, no te pierdas el artículo “Cómo dar el mejor masaje a tu bebe”.

Crear una caja de estimulación táctil

Según la edad del bebé, utilizaremos materiales para trabajar su sentido del tacto. Si son más mayores podremos poner en la caja otro tipo de objetos que puedan trabajar más sentidos. Los materiales deben de ser variados para que no se aburra rápidamente y agradables al tacto para que su experiencia sea satisfactoria.

Podemos utilizar tejidos diferentes, cuerdas, hojas, arena, piedras, agua… Otra opción en lugar de una caja es crear un panel de texturas donde se muestren trozos de objetos del día a día como toallas, trapos, alfombras…

Cántale

Puedes estimular su oído a través de tu voz. Cántale canciones, nanas y cuentos. Cambia tu tono, usa diferentes voces, haz personajes. Utiliza tu voz como un instrumento para estimularle y además pasarlo bien juntos

Aunque aún no sepa hablar, puedes estimular su oído hablándole y cantándole desde antes incluso de nacer. En la barriga ya puede escucharte y cuando nazca reconocerá tu voz entre otras. Esto le proporcionará seguridad.

También puedes utilizar sonidos como palmadas o objetos que hagan ruido como sonajeros para campar su atención y que mire en esa dirección. Hazlo en momentos que este tranquilo y no tenga hambre.

Pintar

Los niños adoran pintar y mezclar colores. Puedes dejarle que use sus manos para pintar, no tengas miedo a que se manche para eso está el agua. Deja que disfrute sensorialmente de crear sus propias obras de arte.

Así sentirá el tacto de las pinturas, si son más liquidas o más espesas, si están frías o calientes. También trabajarán el sentido de la vista al mezclar colores en su papel.

Porque recuerda… estimular a un bebé es más fácil de lo que parece, solo requiere de dedicación y mucho amor.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.