Cómo evitar el mal comportamiento en los niños muy movidos

nenes jugando

Los niños necesitan moverse por naturaleza, pero hay niños que son más inquietos que otros. Un niño que por su temperamento es inquieto, movido y con mucha energía necesitará moverse constantemente y hacer actividades que le proporcionen un gasto de energía adicional. Algunos niños muy movidos cuando no pueden satisfacer esta necesidad de movimiento pueden tener un mal comportamiento.

Pero en la mayoría de ocasiones, este mal comportamiento no tiene nada que ver con su personalidad, normalmente viene asociado a sentimientos de frustración o rabia por no poder moverse todo lo que necesitan (sí, necesitan). Muchos padres se piensan que deben educar a sus hijos para que estén callados y sentados en un sitio sin moverse o moviéndose lo menos posible.

Bueno, esto no es así. Un niño movido necesita normas y límites como todos los demás niños del mundo, de esta manera podrá controlar su mal comportamiento en algunas situaciones como por ejemplo cuando se va a visitar algún familiar. Pero tú como padre o madre también debes entender sus necesidades como niño, por lo que es importante satisfacer estas necesidades de energía proporcionándole momentos de juego tanto dentro como fuera de casa.

Cuando establezcas reglas a tu hijo muy movido para evitar el mal comportamiento tendrás que asegurarte que lo ha entendido, para ello explícaselo de forma calmada y con todo tu cariño. Cuando acabes de explicárselo hazle que te repita lo que ha entendido para asegurarte que lo ha entendido.

Así mismo, en el caso que no cumpla lo que habíais acordado en cuanto a su comportamiento, resulta muy importante que sepa que existen unas consecuencias que deberá cumplir. Si es necesario puedes acordarlas antes para que sepa a qué atenerse si no se comporta adecuadamente.

En el caso que haya controlado su mal comportamiento a causa de las ganas de moverse, tendrás que felicitarle e incluso establecer un sistema de recompensas (como hacer algo que le gusta todos juntos en familia).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *