Cómo explicar la muerte a un niño con naturalidad

madre explicando a su hija la muerte de un ser querido

La muerte es inherente a la vida, es la única certeza que tenemos. Explicar la muerte a un niño plantea todo un desafío pues debemos adecuar la explicación a sus capacidades cognitivas y emocionales.

Es importante comunicar la noticia lo antes posible, con transparencia y sin mentiras. A continuación te mostramos cómo explicar la muerte a un niño con naturalidad y te ofrecemos recursos para comprender mejor el duelo infantil.

¿Cómo se le explica la muerte a un niño con naturalidad?

Los niños contemplan la vida como algo casi eterno y acostumbran a ver la muerte como algo ajeno a su entorno. A menudo los adultos encuentran dificultades para explicar la muerte a un niño y es frecuente evitar el tema o incluso mentir, un error que debemos evitar. Los psicólogos infantiles recomiendan abordar este asunto yendo siempre con la verdad por delante y sin demoras.

Mentir es lo último que se debe hacer pues quebrará la confianza que el niño deposita en sus padres, figuras que contemplan como modelo a seguir. Evitemos los eufemismos y simplemente contemos la verdad de lo sucedido con sensibilidad y de acuerdo a sus capacidades.

Es importante tener en cuenta la edad del niño

Para explicar la muerte a un niño es muy importante tener en cuenta su edad adecuándonos a las capacidades del momento vital en que se sitúan:

  • Los bebés y los niños pequeños (0 y 2 años)  no comprenden la muerte pero pueden darse cuenta de los sentimientos que experimentan sus cuidadores. Es importante que el adulto sea consciente de sus propios sentimientos y se permita transitar el duelo, pues de este modo conseguirán transmitir su equilibrio al pequeño. Es recomendable mantener las rutinas y el contacto físico con los niños para proporcionar el consuelo que necesitan.
  • Entre los 2 y 6 años los niños emiten cantidad de preguntas sobre su entorno y debemos estar preparados para responder a sus dudas con la mayor claridad posible. Si su hijo le pregunta cuándo volverá ese familiar que falleció, a dónde ha ido, etc., no responda con eufemismos tales como “se fue de viaje”, eso solo confundirá al menor. Debemos ser claros y concisos explicando que esa persona “ha fallecido y eso significa que ya no podremos verla más”. Deben comprender que la muerte es un hecho irreversible.
  • Entre 6 a 10 años  la capacidad de razonamiento es mayor y algunos pueden mostrar interés en acudir a los funerales. Será bueno permitirlo siempre que les hayamos explicado con antelación en qué consistirá y acompañándolos siempre y respondiendo claramente a las dudas que le puedan surgir.
  • En la preadolescencia (10 a 13 años) podremos ofrecer explicaciones más elaboradas. Además en estos momentos representaremos para ellos un ejemplo  de cómo transitar un duelo ofreciéndoles así el gran valor de la aceptación del dolor por las pérdidas en la vida.

Comprender el duelo infantil

niña atravesando un duelo

Los niños -al igual que los adultos- deberán atravesar diferentes fases del duelo por la pérdida de un ser querido. En estos momentos debemos ser muy pacientes y empáticos con ellos, apoyándoles en todo lo que necesiten.

El chico atravesará gran variedad de emociones en muy poco tiempo. Son frecuentes las protestas, berrinches, miedos, insomnio, llanto, preguntas y finalmente vuelta a la normalidad. Cada niño es diferente y tendrá su propio recorrido en este proceso. Observemos su evolución y si los síntomas no revierten acudamos a un especialista.

Volver a la rutina

Tras el fallecimiento del ser querido será importante continuar con las rutinas cotidianas ya que eso proporciona un ambiente seguro al  menor que facilita atravesar el duelo de una manera más natural y amable.

También es recomendable que las personas que traten con ellos diariamente, como profesores o cuidadores, estén al tanto de la pérdida, así conseguiremos que se establezca un canal de comunicación estable para seguir la evolución del menor.


Apoyarnos en cuentos como recurso psicopedagógico

Los cuentos son una herramienta muy útil para explicar la muerte a un niño ya que en ellos  encontramos cantidad de recursos que facilitan su comprensión: ilustraciones y ejemplos que permiten poner palabras a pensamientos y sentimientos complejos que los niños no entienden. De este modo conseguiremos que asimilen la pérdida de un modo más amable además de añadir valor a su educación.

Ilustracion de cuento infantil para explicar la muerte de un ser querido

Hemos visto cómo explicar la muerte a un niño con naturalidad es una labor de cierta complejidad por el desafío que conlleva, pero al mismo tiempo es una oportunidad para el crecimiento del infante. Y recordemos que la transparencia y la sinceridad serán siempre el mejor camino para explicar la muerte a un niño.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.