Cómo expresan los niños la tristeza

Los niños también se sienten tristes, aunque expresan la tristeza de forma diferente que los adultos. La tristeza es una emoción básica de la que nadie se escapa y no podemos evitarla, ni nosotros ni tampoco podemos evitársela nuestros hijos. Aceptarla, saber cómo detectarla y gestionarla nos ayudará a conectar con nuestras emociones y tener una buena salud emocional. Veamos cómo expresan los niños la tristeza.

La tristeza en niños

Como vimos antes la tristeza es una emoción básica. Todas las emociones básicas tienen una función adaptativa y biológica como podéis leer en el artículo “Emociones básicas, ¿para qué sirven?”. La tristeza en lo concreto sirve para reflexionar, conectar con nosotros mismos y adaptarnos a la nueva realidad. Forma parte de un proceso emocional que no podemos negar ni evitar.

Por eso es tan importante que enseñemos a los niños gestión emocional y también nosotros mismos. Nadie nos ha enseñado a manejar nuestras emociones, cuando estaremos expuestas a ellas toda la vida. En muchos casos tratamos de esconder nuestras propias emociones a los niños para que no nos vean. Y esto en lugar de ayudarles entorpece su relación con las emociones. Podéis leer el artículo “Por qué no debemos esconder nuestras emociones a los niños”.

Cómo expresan los niños la tristeza

Los niños pueden expresar su tristeza de forma distinta a cómo lo hacemos los adultos. Puede que se muestre más decaído, sin ánimo, tímido, apático y lloroso; o puede que todo lo contrario, puede mostrarse ansioso, irritable, hiperactivo e incluso agresivo. También puede dormir menos de lo habitual y que ha perdido el apetito.

Es fácil confundir estos síntomas sobre todo por la diferencia a cómo expresamos los adultos la tristeza. Además es difícil para un padre reconocer que su hijo está triste, cuando los niños que espera que sean felices en su inocencia. Esto dificulta a los niños su correcta gestión emocional, ya que no saben que les pasa y nadie les ayuda a saberlo. Nosotros como padres debemos ayudarles en su manejo emocional para canalizar de forma adecuada esos sentimientos y emociones.

Cómo manejar las emociones

Lo que ocurre muchas veces es que los mayores tampoco saben gestionar sus propias emociones. Nadie nos ha enseñado, es normal. Los adultos lo que podemos hacer es ir aprendiendo a medida que vamos enseñando a los niños como hacerlo. Veamos cuales son los pasos necesarios para la gestión emocional:

  • Identificar la emoción. No podremos manejarla si no sabemos que nos pasa. Debemos ayudarle a que exprese verbalmente como se sienten. Decirles que la tristeza es una emoción necesaria igual que la alegría, y que todos la tenemos.
  • Aceptar la emoción. En ocasiones una mala emoción nos puede hacer sentir culpables por el mero hecho de sentirla. La rechazamos como si no tuviéramos derecho a sentirla y esto crea mucho sufrimiento. Pide a tu hijo que observe su emoción como si se viera desde lejos. Esto le permitirá aceptar la emoción como parte de sí mismo y a no rechazarla. Como vimos en el artículo “La importancia de validad las emociones en niños” un paso muy importante es validar la emoción, en lugar de usar frases para evitar la emoción: los niños grandes no lloran, tampoco es para que te pongas así,…
  • Sentir la emoción. Que se permita sentirla, experimentarla en su cuerpo. Así la emoción podrá hacer su función e irse. Pregúntale donde siente la emoción en su cuerpo, que vea como le afecta la emoción. Puede que la sienta en la cabeza, en el pecho, en la barriga…. Así cuando sienta esas mismas sensaciones le será más fácil identifica la emoción.
  • Expresar la emoción. Las emociones no se reprimen, se expresan. Verbalizarla nos ayuda a conectar con nuestra emoción y con los demás. Ponerle nombre y apellidos nos ayuda a aligerar nuestra carga emocional.

Porque recuerda… creemos que los niños son inmunes de las malas emociones por su inocencia, pero por desgracia no es así. No podemos impedir que nuestros hijos no tengan emociones negativas pero si ayudarles a gestionarlas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.