Cómo facilitar el aprendizaje en la lectura

Facilitar aprendizaje en la lectura

Para algunos o algunas el aprender a leer puede ser mucho más sencillo que para otros, pero aún así, es uno de loso caminos complicados a los que todos nos hemos enfrentado. Siempre hay algunos pasos vitales que pueden hacerlo mucho más llevadero y de ahí que te animamos a descubrir cómo facilitar el aprendizaje en la lectura.

El leer, al igual que escribir, abre nuevas opciones en la vida, nuevas puertas a un conocimiento amplio y todo ello los peques tendrán que ir descubriéndolo pero paso a paso. No debemos forzar la situación sino que dejar que cada uno se deje llevar por su momento de una manera natural. Y ahí estaremos nosotros para hacer que todo sea más sencillo. ¿Quieres saber cómo?

Desarrollando la fonética con actividades

Aprender los sonidos es una de las partes más importantes a la hora de hablar y de leer o escribir. Por eso no está de más el poder desarrollar esta parte pero con divertidas actividades que captarán la atención de los peques para que el resultado sea mucho mejor. Para ello tenemos muchas actividades o juegos que poner en práctica. Porque debemos ir poco a poco  para que puedan ir reconociendo los sonidos que forman cada palabra:

  • Para leer con más fluidez primero debes ir separando las palabras por sílabas.
  • Ejercicios de ordenar las palabras para poder formar una oración completa.
  • Canciones con rimas.
  • Hablar en voz alta lo que vamos haciendo a lo largo del día.
  • Leer mucho con ellos, aunque la mayor parte de la lectura la hagamos nosotros.

Todo esto hará que se vayan familiarizando con sonidos, con las letras y que poco a poco sean capaces de repetirlo por sí mismos. Para ello, debemos optar por muchas actividades pero sin forzar, ya que queremos que sea un proceso natural a la par que divertido.

Lectura en voz alta

Hablar mucho con ellos

Otro de los pasos a dar para facilitar el aprendizaje en la lectura es el de la comunicación en general. Porque también es otro modo de que sigan haciéndose con esos sonidos que luego tendrán que leer. Por eso, se recomienda que hablemos mucho, desde lo primeros días de su vida hasta que los veamos cómo se sientan con su primer cuento entre las manos. Para ello, siempre intentaremos tener un vocabulario que sea bastante extenso y variados. De modo que puedan hacer el oído a los diferentes sonidos. Así, cuantas más palabras conozcan les resultará más fácil les resultará luego el pronunciarlas o escribirlas.

Lectura de cuentos en voz alta

Sí, es una de las opciones que todos hacemos y hemos hecho con nuestro peques. Se le puede llamar actividad o rutina pero sea como sea es de lo más imprescindible. En este caso el niño solo tiene que escuchar mientras le lees un cuento corto, a ser posible. Poco a poco, podemos ir variando la lectura. Es decir, comenzamos a leer uno de esos libros o historias que le apasionan y siempre con una entonación adecuada.

Pero debemos añadirle más emoción, por eso, puedes enseñarle cada hoja y cada párrafo leído para que encuentre letras o palabras iguales. Seguro que se fijará en la estructura del libro, en los párrafos y en los dibujos, sobre todo. Sin olvidarnos de explicar cómo funcionan algunos de los signos de puntuación que nos encontramos. ¡Seguro que si lo vamos exagerando un poco, les resultará más interesante el aprendizaje!

Aprender a leer con fluidez

Facilita el aprendizaje en la lectura haciendo lo propio

Es decir, sabemos que los peques son como esponjas en muchos sentidos. Así que, si queremos que tengan interés por la lectura, nada como que lo aprendan en casa. Si nos ven leyendo como una de las rutinas más dentro de nuestro día, será más fácil que nos ‘imiten’. Al menos, que tengan ese interés. Por lo que ahí podremos aprovechar para ir enseñándoles poco a poco tal y como hemos mencionado: Hablando, cantando, repetición o muchas rimas.


Hacer actividades para mejor la fluidez

Para que puedan ejercitar tu lectura, consiguiendo un poco de ritmo o de fluidez en ella, también hay una serie de actividades para poder conseguirlo:

  • Leer al mismo tiempo: Elegirás un poema o canción corta. Primero la lees tú y luego los dos al mismo tiempo. ¡Verás qué divertido!
  • Hacer eco: Todos sabemos que cuando decimos una palabra en un espacio abierto o vacío, será el eco quien la repita. Pues aquí nuestro eco serán los peques. Iremos diciendo frases cortas y ellos las repetirán.
  • Historias y dibujos: Lo mejor es ir plasmando la lectura con sus dibujos correspondientes. Así que, puedes ir leyendo un cuento corto, o intentártelo, decir frase por frase y el peque tendrá que ir haciendo dibujos sobre lo que se dice en la lectura.

Son muchas las opciones que tenemos para facilitar el aprendizaje en la lectura, pero sin duda, necesitaremos contar con paciencia, porque cada uno lleva su ritmo. Así que, debemos motivarlos siempre y poco a poco lo conseguirán.


Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.