Cómo fomentar la autoestima en niños

Hablamos continuamente de la autoestima, de lo importante que es tener una autoestima sana. Afecta a todas las áreas de nuestra vida queramos o no. Su formación comienza desde que somos niños, por eso es tan importante que sepamos cómo fomentar la autoestima en niños. Su salud emocional está en juego. Os dejamos unos consejos sobre cómo fomentar la autoestima en niños.

¿Qué es la autoestima?

La autoestima es la percepción que tenemos de nosotros mismos, nuestra valoración personal desde nuestro físico hasta nuestra manera de ser. De ella va a depender nuestra seguridad emocional. No es algo estable, es una concepción que se puede cambiar y mejorar.

La autoestima se va gestando en la infancia, a partir de los 5-6 años cuando comenzamos a formar nuestra personalidad, y a crear el concepto de cómo son los demás y cómo nos ven. Estará determinado por nuestro entorno tanto familiar como escolar, por lo que es nuestra responsabilidad que los niños desarrollen una buena autoestima y sean adultos sanos.

Os dejamos unos consejos sobre cómo fomentar la autoestima en niños

Cómo fomentar la autoestima en niños:

  • Muéstrela tu cariño hacia él/ella. En palabras, besos, caricias, miradas… no ahorres muestras de cariño por mucho que pienses que ya sabe que le quieres. Nunca sobran las muestras de amor, y cuando sean más mayores seguramente no sean tan receptivos. Aprovecha y hazle ver todo el amor que le tienes.
  • Establece límites. Muchos padres, por desconocimiento, piensan que un niño sin límites será un niño más sano emocionalmente. Pues es todo lo contrario. Los niños por naturaleza buscarán llevarte al límite para ver hasta donde pueden llegar. Deberemos ser los adultos los que sepamos marcar esa línea, que aprendan que hay reglas y que están para cumplirse. Hay que ser constante, consistente y consecuente, si un día le dices una cosa no puedes decir la contraria al día siguiente.
  • Fomenta que tomen decisiones. Los niños deben aprender a tomar decisiones y a asumir las consecuencias. En la vida deberán tomar muchas decisiones y si no tienen esta habilidad desarrollada les costará mucho trabajo tomarlas, y mucho más aceptar sus consecuencias. Juegos como el ajedrez o las damas, son juegos donde hay que tomar decisiones. Es una buena manera de introducir conceptos importantes a través del juego.
  • Mide tus palabras. Todos recordamos frase que oímos o que nos dijeron de pequeños que marcaron un antes y un después. Pueden parecer frases inofensivas pero en la mente de un niño que está comenzando a desarrollar su propia percepción puede ser brutal. Crean heridas difíciles de borrar. Evita decirle que es tonto, malo, agresivo… o lo tomará como la realidad y se comportará como tal. También evita las comparaciones si tienes varios hijos o corregir en público. Se elogia en público y se corrige en privado.
  • Permítele que cometa errores. Si vas detrás del niño evitando todos sus posibles errores no aprenderá de ellos. Necesita cometer errores, caerse, aprender de ellos y volverse a levantar. No le riñas ni se lo soluciones. Puedes explicarle de forma tranquila cómo hacer para que no vuelva a pasar. Si se olvida un trabajo de clase no vayas corriendo a llevárselo. Deja que asuma las consecuencias y así aprenderá a no olvidarse sus trabajos.
  • Promover la responsabilidad. Dejar que hagan tareas del hogar según su hogar les permite ser más responsables y ser más autónomos.
  • Fomenta sus habilidades. Todos los niños tienen algo que se les da muy bien y les gusta. Averiguar cuales son y fomentar que hagan actividades relacionadas harán que mejore mucho su autoestima.
  • Dale ejemplo. Los niños ya hemos visto un montón de veces que aprenden fundamentalmente a través del juego y a través del ejemplo. Si cometes un error no seas duro contigo mismo, acepta las consecuencias de tus actos, sé bondadoso contigo mismo, si hay un problema busca una solución, saca el lado positivo de las cosas…

En definitiva, los niños necesitan que les tratemos con amor y respeto, que sean escuchados y tenidos en cuenta. No hay ningún niño que se queje de un exceso de amor en su infancia, pero si de sensación de ausencia fuera o no real.

Porque recuerda… aunque la autoestima es algo que se puede cambiar y mejorar, si ya tenemos desde pequeños una autoestima sana nos ahorraremos muchos problemas en el futuro.


Categorías

Aprendizaje, Consejos

Psicóloga apasionada de la Inteligencia Emocional y el desarrollo personal. Compagino mi labor como empresaria con el estudio de la mente humana. Creativa, curiosa y emprendedora, apasionada de acercar la psicología a todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.