Cómo hablar con mi hijo sobre la pubertad

Hablar con mi hijo sobre la pubertad

Hablar con un hijo sobre la pubertad es la única manera de prepararlo para todos los cambios a los que tendrá que hacer frente en esta época de cambios. Es una transición por la que todos, irremediablemente, tienen que pasar y es otra bonita etapa de su vida hacia la edad adulta. Sin embargo, para los niños suele resultar complicado porque además de los muchos cambios hormonales, tienen que hacer frente a cambios físicos y emocionales.

No dejes que tu hijo llegue a la pubertad sin tener noticias, sin saber a qué se enfrenta y cómo afrontar esas situaciones que le pueden desubicar. Responde todas sus preguntas con naturalidad, porque de alguna manera obtendrá la respuesta. Evita que sea de forma inadecuada, a través de otros niños, de Internet o de fuentes nada fiables y recomendables.

La pubertad en niños y niñas

Hablar sobre la pubertad

La pubertad es la primera fase de la adolescencia, una fase por la que pasan todos los niños y que supone llegar a la madurez sexual. En el caso de los niños se produce entre los 12 y los 16 años y en el caso de las niñas, la pubertad llega entre los 10 y los 14 años con la llegada de la primera menstruación. La pubertad produce muchos cambios diferentes entre los niños y las niñas, de igual manera, a nivel emocional les afecta de forma distinta.

Para las niñas, el comienzo de la pubertad empieza con cambios físicos, generalmente el desarrollo de los senos. Seguidamente comienza a aparecer vello en zonas como las axilas o el pubis y como momento culmen de la pubertad, llega la primera regla. Todos estos cambios de producen de forma paulatina y en cada niña es diferente, algunas desarrollan más rápido y otras notan todos los cambios de golpe.

En el caso de los niños, el pene y los testículos se agrandan, después empiezan a tener vello en el pubis y las axilas y su voz se vuelve más gruesa. También empiezan a crecer sus músculos, aparece el olor corporal de adulto y el vello en la cara. Tanto en el caso de los niños como en el de las niñas, la pubertad puede venir acompañada de problemas de piel como el acné.

Cómo afrontar la pubertad con mi hijo

Afrontar la pubertad con los hijos

Pasar de ser un niño, con cuerpo de niño y actitud infantil, a desarrollar la fisionomía de un adulto, tener vello en zonas donde antes no había o empezar a notar sentimientos por otras personas, no es nada fácil. La mayoría de los niños pasan por diferentes etapas desde el comienzo de la pubertad hasta que llega la adolescencia. Cambios de humor, sentimientos difíciles de entender y lógicamente, más aún de expresar.

Por lo que, dejar que tu hijo llegue a la pubertad sin saber a todo lo que se va a enfrentar, solo puede aumentar su desconcierto ante todo lo que está por venir. Afrontar la pubertad con madurez es fundamental tanto en los padres como en los niños. Asimila que tu hijo o hija está creciendo y prepárale para hacerlo de la mejor manera posible. Empieza a tratarlo como a un pequeño proyecto de adulto, porque pronto lo será y tendrá que asumir su nuevo rol.

Explícale cuáles son los cambios físicos que se van a producir, cómo va a cambiar su cuerpo y cómo las hormonas pueden alterar sus emociones. No dejes de lado la educación sexual, porque esta es la única manera de asegurarte de que tus hijos están preparados. Habla sobre la regla, tanto con las niñas como con los niños porque es el paso esencial de la infancia a la adultez en las niñas.

Y sobre todo, recuérdale que la pubertad es normal, que todos los niños y niñas deben pasar por ella y que no es más que una etapa natural de la vida. Porque preparar a los niños para ser adultos es esencial, es necesario y sobre todo, es un trabajo conjunto que debe comenzar en las familias, para continuar en el colegio y terminar en la escuela de la vida.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.