Cómo hacer compota de manzana

hacer compota de manzana casera

La compota de manzana casera es muy fácil de hacer y se puede usar como acompañante en muchas comidas diferentes. Puedes usar la compota de manzana en crepes o tortitas, para rellenar magdalenas, como acompañamiento para carne, para hacer bizcochos, para acompañar al helado, untado en tostadas o como guarnición en comidas… Las posibilidades son ilimitadas.

Vamos a ver lo sencillo y rápido que es hacer esta deliciosa receta que adorarán desde los más pequeños de la casa hasta los más mayores. Así que si quieres hacer la mejor compota de manzana, sigue leyendo porque te vamos a dar la receta perfecta. 

Ingredientes para la compota de manzana

Los ingredientes esenciales que necesitarás para hacer la mejor compota de manzana son los siguientes:

  • 3 kilos de manzanas, peladas, sin corazón y cortadas en trozos
  • 1 taza de zumo de manzana, sidra de manzana o agua
  • Zumo de un limón
  • Media taza de azúcar
  • 1 cucharadita de canela, más o menos al gusto

También puedes necesitar, de manera opcional:

  • Nuez moscada
  • Jarabe de arce
  • Pimienta de Jamaica
  • Mantequilla

La receta paso a paso

compota de manzana con trozos

Imagino que antes de comenzar, te estarás preguntando qué tipo de manzanas hay que utilizar para realizar la compota. En realidad, esto es lo menos importante. Puedes usar las manzanas que compres habitualmente. Normalmente, una de las primeras razones para comenzar a hacer compota es aprovechar las manzanas que se tienen en casa para que no se echen a perder. Después, ya se hace porque es una receta que encanta a todos.

  1. Primero, pela las manzanas y descorazónalas. Es decir, una vez peladas, córtalas de tal manera que quede el corazón aparte, para ser desechado. Cuando hayas terminado de pelar y cortar las manzanas, pon los trozos en una olla grande.
  2. Cuando la manzana troceada esté en la olla, añade una taza de zumo de manzana, sidra de manzana o simplemente agua. Aquí puedes elegir la opción que prefieras. Los trozos de manzana solo van a necesitar un poco de líquido para que se cuezan bien.
  3. Exprime un limón y añade a su zumo media taza de azúcar. Puedes utilizar el azúcar que más te guste, ya sea blanco, moreno o panela. Si no te decides, puedes optar por añadir un poco de sirope de arce o de agave en lugar del azúcar. Entre estos siropes, quizá el de arce sea más saludable porque es menos calórico que el de agave. Pero como sucede en cualquier receta, puedes endulzar al gusto, hay a quien le gusta más el dulce y a quien le gusta menos. 
  4. Después puedes añadir un poco de canela. Este paso es opcional, hay a quien no le gusta mucho el sabor de la canela. Pero por ser una especia muy saludable la damos como opción. Sin embargo, también puedes cambiar canela por otra especia que te guste más, como clavo molido, nuez moscada molida o un poco de pimienta de Jamaica, todas también muy saludables.
  5. La mantequilla también es opcional. En diferentes partes del mundo le añaden mantequilla y está bien, si gusta. Pero una compota de manzana sin mantequilla será mucho más natural y saludable. No obstante, si quieres utilizar tu compota de manzana para sustituir el aceite para hacer repostería (magdalenas o bizcochos), entonces la presencia de un poco de mantequilla en la compota será necesaria.

Una vez estén todos los ingredientes añadidos a la olla junto con los trozos de manzana, cocínalo a fuego medio alto durante 25 minutos aproximadamente. Tapa la olla para que se cocine todo bien, pero no te olvides de remover de vez en cuando para que todo se mezcle homogéneamente.

El toque final de la compota de manzana

cesto de manzanas y botes de compota

Una vez pasado el tiempo, las manzanas deben estar medio partidas, pero intactas y tiernas. En este momento tienes dos opciones, machacarlas con un pasapurés o con tenedor para romper las manzanas a mano. Esto dejará un puré de manzana con más textura y grumos. También puedes hacer un puré más suave con una batidora. Esto le dará una textura de papilla adecuada si tienes niños pequeños en casa.

Una vez terminado, ya solo tienes que poner tu compota en un recipiente adecuado para la nevera. Con esta receta habrás hecho una cantidad suficiente para llenar 6 o 7 tazas con la compota de manzana. Por lo que si necesitas más o menos cantidad puedes ajustar las cantidades dadas en esta receta para adaptarla a tus necesidades.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.