Cómo hacer frente a los problemas de la juventud en familia

Los problemas de la juventud

Los jóvenes por lo general tienen muchas ganas de crecer, de ser mayores para poder hacer todo aquello que deseen sin tener que pasar por el filtro paterno o materno. Creen que ser adulto es lo mejor, porque pueden ganar su propio dinero e invertirlo de la manera que ellos elijan, viajar cuándo y dónde quieran, salir y entrar sin tener que dar explicaciones. En definitiva, los jóvenes no piensan en la cantidad de problemas que hay que afrontar cuando uno es adulto.

Pero que no siempre sean conscientes de lo que supone ser adulto, no quiere decir no tengan que hacer frente a diversos problemas de la juventud. Cuestiones que si no se solucionan o se tratan en su momento, pueden acarrear consecuencias a largo plazo. Porque los complejos, los problemas sociales, las dificultades a las que no se hacen frente, se convierten en traumas que pueden marcar la vida de cualquier persona.

Los problemas de la juventud

En una sociedad en la que se prima la fama, el reconocimiento social, tener más que los demás, ser más que el de enfrente, ser más guapo, más alto, más rico o más exitoso, la gran mayoría de los jóvenes se ven abocados al fracaso. Pero un fracaso irreal, puesto que se está dejando de valorar las capacidades personales de cada uno, porque la tendencia es compararse con el de enfrente.

Las redes sociales son un falso escaparate donde la juventud busca su camino. Falso porque en la mayoría de los casos se muestra una irrealidad difícil de alcanzar. Ahora, en lugar de buscar profesiones que tradicionalmente han supuesto un futuro, por la lucha de la continuidad del ser humano, como la medicina o el derecho, los jóvenes fijan su futuro en las redes sociales.

Y es en este punto donde radica uno de los más importantes problemas de la juventud actual. Están dejando de lado la formación académica. Porque creen que pueden ganarse la vida a través de esas nuevas profesiones que van surgiendo de las redes sociales. Pero no solo eso, esa irrealidad que venden muchos jóvenes en internet, es la causa de muchos problemas de falta de autoestima en los jóvenes.

Cómo afrontar estos problemas en familia

Es fundamental que la familia se muestre unida ante este tipo de situaciones. Porque en ningún caso se debe pasar por alto un problema que puede convertirse en algo más grave. Uno de los sentimientos más compartidos en la juventud es el de la soledad. Los jóvenes a menudo se sienten solos, incomprendidos por los padres y las personas que los rodean.

Evitarlo es necesario para que el joven aprenda a gestionar cualquier situación. Que exista la comunicación y la confianza en los padres, es esencial. Para que así los hijos, puedan contar con sus adultos de referencia ante problemas difíciles de solventar. Porque desgraciadamente, muchos jóvenes que no son capaces de enfrentarse a sus problemas ni pedir ayuda, terminan por recurrir a la peor solución posible.

Como madre o padre, debes estar alerta ante posibles cambios en el comportamiento de tus hijos. Estos son algunos consejos que puedes seguir ante cualquier problemática de la juventud:

  1. Comunicación: Ayuda a tu hijo a sentirse cómodo contigo, hablando sobre cualquier tema con la mente abierta y con una actitud positiva. Si siente que puede hablar de cualquier cosa, cuando le afecte directamente le costará menos pedirte ayuda.
  2. Derechos y deberes: Establecer normas en casa es esencial. Es la única forma de que los hijos aprendan que la vida está llena de obligaciones que hay que cumplir. Y no solo en el ámbito doméstico.
  3. Enseña a tus hijos a cuidar su salud: Es necesario que los jóvenes aprendan a cuidar su salud, empezando por la alimentación, la higiene personal y por supuesto, la salud mental y la sexual. La juventud es una etapa de cambios, los chicos deben estar preparados para hacer frente a todos esos cambios.
  4. Trabaja su autoestima: Quererse a uno mismo es esencial, es la clave del éxito en todos los sentidos. Para ello es necesario trabajar la autoestima, enseña a tu hijo a quererse, a valorar sus virtudes y a trabajar en sus dificultades.

Ante un problema mayor, que afecte al carácter de tu hijo o a su forma de relacionarse con las personas que lo rodean, debes estar alerta. Porque es posible que debas contar con la ayuda de un profesional. Los jóvenes suelen tener dificultad para abrirse con sus padres. Por lo que, hablar con personas externas e imparciales, suele ser la mejor opción en determinados casos.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.