Cómo hacer líquido casero para las mejores pompas de jabón

A todos los niños les encanta hacer pompas de jabón, es un juego sencillo y divertido que atrae a los más pequeños. Además, aprender a soplar para hacer las pompas, es un gran ejercicio para los bebés. Seguramente habrás comprado más de un envase para hacer pompas, que al principio, salen perfectas y grandes pero que al poco tiempo, van saliendo cada vez con más dificultad y menos resistentes.

Existen varios trucos caseros para hacer las pompas de jabón más grandes y resistentes. De esta forma, los niños disfrutarán aún más de este sencillo juego. Aunque parece algo sencillo de realizar, ya que con un simple jabón líquido es posible obtener pompas, el truco está en la proporción.

Cómo hacer pompas de jabón: las proporciones

Puedes utilizar cualquier tipo de jabón o champú para niños, aunque es más recomendable el lavavajillas y que sea un jabón líquido. La proporción es la siguiente, por cada tres partes de agua, añadimos una de jabón. La medida puede ser la que quieras, un vaso pequeño, un bote que tengas en casa, lo que elijas.

Después, hay que remover con cuidado, procurando que no se haga demasiada espuma. Por último, deja el envase abierto y que repose durante toda la noche, así los ingredientes se asentarán bien.

Pompas de jabón más resistentes

Si quieres que tus pompas de jabón sean las más resistentes, solo tienes que añadir un elemento que ayude a espesar la mezcla. Puedes usar diferentes ingredientes, el más seguro es la glicerina líquida, que puedes encontrar fácilmente en farmacias. La proporción en este caso sería la siguiente, por tres partes de agua, añadimos una parte de jabón líquido y media parte de glicerina líquida.

Los pasos restantes son los mismos, en este caso, la glicerina ayudará a obtener una fórmula más consistente.

Con estos sencillos trucos podrás hacer las mejores pompas de jabón, las más resistentes y divertidas para todos los niños. Pero eso sí, no olvides mantener el envase alejado de los niños para que no corran peligro. Siempre que vayan a hacer las pompas los niños, tendrá que ser bajo la supervisión de un adulto.

Comparte para difundir

Si te ha gustado nuestro contenido ahora puedes ayudar a difundirlo en las redes sociales de manera sencilla usando los siguientes botones:

Envía
Pinea
Print

Categorías

Entretenimiento

Soy Toñy, mamá primeriza de un pequeño terremoto, con él aprendo y disfruto cada día. Curiosa e inconformista, dedico mi tiempo libre a investigar sobre la maternidad y crianza. Apasionada de la lectura en todos sus géneros, aprendiz de escritora, tejedora compulsiva y amante de la buena cocina.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.