Cómo hacer para que los niños no se orinen en la cama

Ideas para que no mojen la cama

¿Quieres saber cómo hacer para que los niños no se orinen en la cama? Desde luego es un tema bastante importante a tratar, porque son muchos los pequeños que aún pasados los 5 años, mojan la cama por la noche. A todo ello se le denomina enuresis, cuando hablamos de algo incontrolado y que sucede fuera de la edad habitual.

Es cierto que no podemos hablar de una causa concreta, porque hay muchas y variadas, pero sí es cierto que debemos conocerlas y como no, comenzar a tratar este problema antes de que pase más tiempo. No debemos obsesionarnos, porque todo tiene solución y el cómo hacer para que los niños no se orinen en la cama, también.

No beber antes de acostarse

Seguro que es uno de los trucos o pasos que has puesto en práctica numerosas veces. Un poco antes de acostar a los niños, no deben beber y menos en exceso, porque entonces ya sabemos lo que sucederá. Beber durante la cena, pero no después de la misma, para que pueda ir al baño antes de acostarse y luego no tenga más ganas durante la noche. Es cierto que en ocasiones no podemos seguir esto a rajatabla, pero sí lo intentaremos durante un tiempo para ver si es la solución más acertada.

Cómo hacer para que los niños no orinen en la cama

Un poco de relax antes de ir a dormir

Se dice que los niños un poco más nerviosos tienden a producir una cantidad mayor de orina y sobre todo, durante la noche. Por eso es sumamente importante que cuando llegue la noche, el relax se apodere de la casa y de los más pequeños. De ahí que un baño, la cena, contar algún cuento que les relaje, mientras ponemos luz tenue pueden ser algunas de las ideas a seguir para que tenga todo a su favor a la hora de relajarse.

Una buena rutina para que los niños no se orinen en la cama

A veces ponemos todo lo mejor de nosotros pero no conseguimos resultados. Aunque lo cierto es que no debemos desesperar. La paciencia en estos casos es fundamental. Primero por ellos, para que no se obsesionen con el tema y después por nosotros mismos. De ahí que debemos siempre reconocer los logros y no gritarle o castigarle porque estaríamos dando pasos hacia atrás.

Los expertos aseguran que debemos de comenzar cuanto antes con una buena rutina para ir al baño, cuanto antes. Acostumbrarlos a que lo pidan y a que cuando tengan ganas vayan inmediatamente. Lo podemos hacer como un juego y acompañarles en el proceso, hasta que ya vayan ellos solos. De ahí que a partir de los dos años se puede ir retirando el pañal, ya que entre los 3 y 5 años, ya no lo necesitará, por regla general.

Rutina nocturna para los peques

Galletas saladas tipo crackers

Es cierto que puede ser algo contradictorio, porque si son saladas tendrán más sed. Pero como hemos dicho antes, evitaremos los líquidos antes de dormir y este tipo de galletas tampoco son excesivamente saladas. Parece que gracias a esta idea sí que se reducirán las ganas de hacer pipí por la noche. Así que, de vez en cuando podemos intentarlo, ya que no vamos a estar dándole cada noche varias galletas de este tipo. Si son pequeñas, a modo de cuadraditos, puedes darle 4 o 5. Puede ser una de las mejores soluciones para que el problemilla se vea reducido. ¿Lo habías probado en alguna ocasión?

Levántate cada noche con él o ella

Si vemos que el hacer de la rutina y de la educación de hábitos no funciona del todo, entonces podemos dar un paso más. Durante un tiempo, lo que haremos será levantarnos con él o ella cada noche. Son muchas las madres o padres que se levantan al baño en plena noche. Pues ahora harán lo mismo pero acompañados. ¿No te parece una buena idea? Será algo pasajero, porque seguro que en muy poco tiempo, los peques se irán acostumbrando y si sienten ganas de hacer pipí, sabrán que el paso que hay que dar es el de levantarse, aún cuando están de lo más a gusto en cama. ¡Seguro que con pasos así de sencillo, conseguirás que los niños no se orinen en la cama!

Pregunta siempre al especialista

Cuando vemos que ninguno de los pasos que damos funciona y que la edad va pasando, entonces no hay nada como acudir al médico. Como bien hemos comentado, no suele ser un problema del que haya que preocuparse en exceso, pero también nos ayudará a descartar si hay alguna que otra enfermedad.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.