Cómo hacer que los niños beban leche

Hacer que los niños beban leche

La leche es un alimento esencial en la dieta de los niños, de hecho, durante los primeros meses de vida se alimentan exclusivamente de ella. Se trata de un alimento de gran valor nutricional, lleno de nutrientes que los niños necesitan para crecer fuertes y sanos. Por ello, es muy importante hacer que los niños beban leche, aunque muchas veces se muestren reacios a ello.

Sin saber muy bien los porqués, muchos niños rechazan el consumo de algunos alimentos como es el caso de la leche. A pesar de ser un alimento que han tomado desde que nacen, aunque nunca hayan puesto problemas con ella, es posible que llegado un momento decidan que no quieren tomar leche. Quizá se deba a que han probado otros alimentos que les gustan más, las causas son muy variadas.

La cuestión es que se trata de algo tan importante e irremplazable en la alimentación de los niños, que es necesario buscar opciones para que los niños beban leche. Si te encuentras en esta situación y no sabes qué hacer para que tus hijos tomen leche, no te pierdas estos consejos.

Consejos para que los niños beban leche

Para cualquier madre o padre es preocupante que sus hijos rechacen cualquier alimento, especialmente cuando se trata de algo tan importante como la leche en la infancia. Es algo muy generalizado y las causas puedes ser muy variadas. Puede que el niño sienta aversión por el color blanco de la leche, que tenga un sabor demasiado fuerte e incluso, es posible que el niño tenga una intolerancia y la leche le siente mal.

Por lo tanto, lo primero y más importante es averiguar por qué el niño no quiere beber leche. Porque si tiene intolerancia y se le obliga a tomar leche, podemos causar daños importantes en el organismo del pequeño. Ahora bien, si la aversión procede del color, el sabor o sencillamente que el niño le ha cogido manía, tenemos que buscar alternativas.

Transforma la leche

Batido de leche para niños

La leche es muy importante pero no es necesario que la tomen de una forma concreta. Es decir, igual de buena es la leche en batidos, purés y otras combinaciones con alimentos naturales, que un vaso de leche fresca. Por lo tanto, busca la forma de introducir pequeñas raciones de leche en la alimentación de los niños. Un puré de patatas casero para cenar, un batido de leche y fruta para merendar o un rico postre de arroz con leche para después de comer.

Derivados de la leche

Los derivados también son una fuente importante de calcio y nutrientes para los niños. Existen muchos productos derivados de la leche, aunque no todos contienen las mismas cualidades nutricionales. Por ejemplo, entre un yogur y un helado existe una diferencia enorme. En el caso del yogur, la cantidad de calcio está entorno a un 120 y 150 mg por cada 100 gramos, cuando en los helados esa cantidad no supera ni un 10 o 20%.

Juega con los niños para hacer que beban leche

Lograr que los niños beban leche

No hay nada que funcione mejor para conseguir algo de los niños que el juego, incluso cuando se trata de que prueben alimentos nuevos o que no les gustan. Poner un vaso de leche delante del niño puede ser incluso intimidante para el pequeño. Pero si le propones un juego, una actividad con la que el niño pueda obtener una recompensa, estarás creando un interés en el pequeño.

De una forma divertida, simpática y entretenida, puedes conseguir que tus hijos tomen leche. Aunque sea a pequeños sorbos, ese paso es fundamental para que no olviden por completo su sabor. Dejar que los niños no coman algo durante mucho tiempo, puede convertirse en algo prácticamente imposible de conseguir a largo plazo. Por ello, es fundamental buscar la manera de que su cuerpo no lo olvide, ni su gusto, ni ninguno de sus sentidos.

También puedes preparar ricos postres con leche con los niños, seguro que después de preparar unas natillas caseras son incapaces de rechazarlas, aunque estén preparadas con leche. Además, pasarán un agradable rato en la cocina y podrán aprender un montón de cosas nuevas. Ármate de paciencia y comprensión para que tus hijos puedan aprender y crecer cada uno a su ritmo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.